25/01/2021

  • Turismo502

Baja Verapaz: Captan a pareja de quetzales en ingreso a biotopo

  • Por Fredy Hernández
11 de enero de 2021, 11:01
La pareja de quetzales se pudo observar a la orilla de la carretera frente al ingreso del biotopo Mario Dary. (Foto: Ronaldo Robles)

La pareja de quetzales se pudo observar a la orilla de la carretera frente al ingreso del biotopo Mario Dary. (Foto: Ronaldo Robles)

El biotopo Mario Dary en Purulhá, Baja Verapaz es el refugio para el quetzal, pero no todos los visitantes logran apreciarlo dentro del bosque.

A veces es cuestión de suerte, perseverancia o llegar al punto exacto donde se puede visualizar.

Pero este fin de semana, un grupo de turistas nacionales logró captar a una pareja de quetzales en las afueras del biotopo Mario Dary, y que durante varios minutos pudieron fotografiar, además de generar curiosidad entre los conductores que pasaban por el lugar y se detenían a observarlos.

Los quetzales se movían entre las ramas de un árbol a las afueras de la reserva. (Foto: Ronaldo Robles)
Los quetzales se movían entre las ramas de un árbol a las afueras de la reserva. (Foto: Ronaldo Robles)

“Nuestra intención era entrar en el biotopo y tratar de ver quetzales. Llegamos a las 9:00 de la mañana y vimos a los quetzales afuera del parque y nos quedamos hasta las 12:30 y ahí se quedaron. Hubo dos machos, una hembra, un tucán y varias auroras. Todo, en la carretera, en la entrada del biotopo”, cuenta Ronaldo Robles, quien compartió en Facebook las fotografías de los especímenes.

Varias personas detenían la marcha para observar las aves. (Foto: Ronaldo Robles)
Varias personas detenían la marcha para observar las aves. (Foto: Ronaldo Robles)

De acuerdo con la apreciación, la pareja de quetzales se coqueteaba en los árboles, lo que mostraba un espectáculo natural pocas veces visto en plena carretera.

Los visitantes compartieron la experiencia con otros turistas. (Foto: Ronaldo Robles)
Los visitantes compartieron la experiencia con otros turistas. (Foto: Ronaldo Robles)

“La hembra se fue y el macho se quedó en el árbol, hubo un momento donde se quedó dormido. La gente que pasaba, paraba y se bajaba a ver a los quetzales. Es una lástima que no haya túmulos en el sector o un letrero que diga ‘Santuario del Quetzal’ porque pasaban tráileres, camiones y carros que bocinaban, eso asustaba a las aves que a veces se escondían”, explica Robles.

Por varios minutos, los visitantes apreciaron el coqueteo de los quetzales. (Foto: Ronaldo Robles)
Por varios minutos, los visitantes apreciaron el coqueteo de los quetzales. (Foto: Ronaldo Robles)

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar