22/09/2020

  • Seguridad y justicia

La confesión de una plaza fantasma: "Nunca debí firmar"

  • Por Soy502
03 de julio de 2019, 11:07
María José Pepió Pensabene obtuvo un contrato que nunca cumplió, según el MP y la CICIG. (Foto: cortesía)

María José Pepió Pensabene obtuvo un contrato que nunca cumplió, según el MP y la CICIG. (Foto: cortesía)

María José Pepió Pensabene aceptó haber sido una plaza fantasma dentro del Ministerio de Comunicaciones en el caso de Construcción y Corrupción en el que está vinculado el exministro Alejandro Sinibaldi. Su confesión sirvió para ser condenada a través de una vía corta. 

"Quiero disculparme públicamente con todos, sé que cometí un error, nunca debí haber firmado ese contrato", dijo luego de admitir los señalamientos hechos por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). 

De acuerdo con la investigación, Pepió recibió un contrato como asesora de la Dirección General de Correos, una de las dependencias del ministerio. La ahora condenada por el delito de peculado nunca realizó ninguna de las actividades que en teoría debía cumplir.      

Estoy arrepentida de lo que hice.
María José Pepió Pensabene

El análisis financiero determinó que Pepió recibía el 30% del salario que devengaba  por ese contrato y el 70% lo trasladaba a cuentas de Carlo Micheo Fernández, un abogado que inscribía las empresas que necesitaba Alejandro Sinibaldi para lavar dinero, según el MP y la CICIG. 

  • PODRÍA INTERESARTE: 

"Nunca debí aceptar la propuesta del licenciado Micheo, lamentablemente él era un mentor, una persona de confianza a quien yo admiraba y tenía mucho cariño, por eso no dudé en ayudarlo", afirmó Pepió. 

La jueza Erika Aifán resolvió condenarla a cinco años de prisión conmutables a 100 quetzales diarios, es decir alrededor de 182 mil quetzales, así como una multa de 5 mil quetzales. 

Comentar
cerrar