• Economía

¿Es posible ahorrar a fin de mes? Tres pasos para conseguirlo

  • Por Gerber Consuegra
Lo ideal sería que organices tus gastos en dos presupuestos: uno mensual y otro anual. (Foto Pixabay)

Lo ideal sería que organices tus gastos en dos presupuestos: uno mensual y otro anual. (Foto Pixabay)

Llega el fin de mes y sientes miedo de mirar cuál es el estado de tu cuenta bancaria, entre pagos, salidas y supermercado se te hace cuesta arriba pensar en ahorrar. Pero con estos tres sencillos pasos para organizarte y controlar tus gastos te será muy fácil guardar un poco de dinero.

Antes de empezar lo ideal sería que organices tus gastos en dos presupuestos: uno mensual y otro anual . Esto con el fin de saber que gastos son obligatorios los cuales estarán presentes cada mes.

Para elaborar este presupuesto te presentamos tres pasos muy importantes que te permitirán ahorrar a final de mes.

  • POR SI NO LO LEÍSTE

Identifica los ingresos

Es muy importante que identifiques cuáles son tus ingresos fijos mensuales y cuáles son los ingresos extraordinarios, como pagos extras, horas extras, trabajos extras, entre otros. Cada mes debes de tener muy presente cuales son tus ingresos y de donde provienen.

Separa los gastos

Al igual que tienes ingresos fijos e ingresos extraordinarios, también tienes gastos fijos mensuales, como por ejemplo el alquiler o la hipoteca, los gastos de alimentación, y gastos extraordinarios, como una reparación de tu auto, o la necesidad de comprar un nuevo electrodoméstico.

Además de diferenciar los gastos mensuales, también puedes diferenciar los gastos anuales, por ejemplo calcula el pago de los suministros de agua, luz y gas para pagarlo cada dos o tres meses en conjunto en lugar de hacerlo de manera mensual.

Lo ideal sería no tener gastos extraordinarios sorpresa de última hora para poder calcular cuánto vas a ahorrar, aunque este tipo de gastos no se pueden controlar. Pero para ello sirve tener algo ahorrado.

Ve calculando el dinero sobrante, esto será parte de tu ahorro.

  • TAMBIÉN TE INTERESA

Controlar gastos

Los gastos extraordinarios los puedes dividir a su vez en inevitables y eludibles. Dentro de los inevitables, puedes colocar alguna cuota extra que tengas, o pago de matriculas escolares, desperfectos o comidas extras. Por su parte, los gastos extraordinarios eludibles son aquellos que sí puedes evitar como por ejemplo gastos de cenas, fiestas, cine, objetos que no necesitas, o todo lo que sea un gasto inútil.

Los primeros meses sentirás muy dura esta medida pero conforme el paso del tiempo y veas cuanto has ahorrado te sentirás muy satisfecho.

En conclusión, comenzar a ahorrar para nuevos proyectos, no es una tarea tan fácil como parece, pero con mucha paciencia y convicción lo podrás lograr, solo es cuestión de organización.

*Con información de Forbes

29 de octubre de 2018, 12:10

Comentar
cerrar