• Especiales

Las razones que hacen felices a los guatemaltecos

  • Por Fredy Hernández
20 de marzo de 2019, 04:03
Los guatemaltecos pueden experimentar mayor felicidad si uno de sus integrantes viven en el extranjero y tiene éxito. (Foto: Archivo)

Los guatemaltecos pueden experimentar mayor felicidad si uno de sus integrantes viven en el extranjero y tiene éxito. (Foto: Archivo)

Los guatemaltecos suelen ser muy risueños, alegres y hospitalarios lo que suele ser destacado muchas veces por personas de otros países que visitan este país.

Sin embargo, la felicidad puede ser mayor para las familias que cuentan con un integrante que viva y trabaje en el extranjero, lo cual provoca una mejor salud mental para ambas partes, de acuerdo con el estudio World Hapiness Report 2018.

El estudio abarca a todos los países del mundo, pero en el caso de Guatemala, al igual que Latinoamérica, la migración puede ser un factor de beneficio, según el capítulo 5 de este estudio llamado “La felicidad y la migración en Latinoamérica”.

“Los migrantes esperan beneficiarse al cambiar la forma de obtener ingresos, buscan mejores oportunidades y una mejor calidad de vida. La mayoría de los estudios de migración predicen que los individuos menos felices y más pobres emigrarán porque tienen más que ganar de la migración”, explica el estudio.

Sin embargo, las personas más pobres a menudo no emigran, ya que es necesario un cierto nivel de ingresos para financiar el traslado al extranjero.

Del mismo modo, la migración de personas relativamente ricas también es baja, ya que los beneficios esperados en el extranjero son menores en comparación con costos psicológicos que conlleva la migración.

Los pocos estudios existentes revelan que los encuestados que informan sobre las intenciones de migración están relativamente menos felices que el promedio.

La evidencia para América Latina muestra que las personas que pretenden migrar tienen los medios y las capacidades para migrar, en términos de de ingresos y educación, pero están relativamente insatisfechos con sus vidas. Como tales, entran en la categoría de “triunfadores frustrados”.

El estudio señala que un 30% de los guatemaltecos tiene aspiraciones de migrar, mientras que un porcentaje similar tiene planes de salir del país. La diferencia es que en la primera muestra no llegan a concretarse estas ideas, mientras que en la segunda muestra los encuestados están decididos en irse del país.

 

Contraproducente

No obstante, la migración no siempre te esperará con las puertas abiertas. La discriminación, la falta de oportunidades y la lejanía de la familia puede afectar aún más a la persona que busca un mejor futuro en otro país.

En conclusión, aquellos que desean emigrar están menos satisfechos con sus vidas y sus situaciones económicas que sus contrapartes que se quedan atrás y, en promedio, se dan cuenta de modestos avances en términos de felicidad una vez que se mudan

 

Algunos grupos de migrantes, como los paraguayos, peruanos y nicaragüenses en el extranjero, pueden darse cuenta de los beneficios de la emigración.

Sin embargo, no todos los migrantes latinoamericanos se vuelven más felices dejando sus tierras. Tampoco hay efectos netos positivos para las familias que se quedan atrás, ya que los aumentos en la depresión informada a menudo compensan sus ganancias en los ingresos.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar