• Mundo

La prueba que incrimina al Chapo es una rudimentaria grabación

  • Por Soy502
20 de diciembre de 2018, 11:12
El capo mexicano se mostró nervioso por las pruebas que se presentaron esta semana en el juicio en su contra. (Foto: Archivo)

El capo mexicano se mostró nervioso por las pruebas que se presentaron esta semana en el juicio en su contra. (Foto: Archivo)

Joaquín "El Chapo" Guzmán tenía motivos para estar muy nervioso ya que el miércoles se reprodujo el testimonio de Pedro Flores, el principal suministrador de droga en Estados Unidos, junto con su hermano gemelo Margarito.

El jurado escuchó dos grabaciones telefónicas en las que ambos negocian el precio de un cargamento de 20 kilogramos de heroína que iba a recibir en Chicago y el pago del mismo. Es la prueba incriminatoria clave por la que el capo mexicano fue extraditado, como principal jefe del cartel de Sinaloa. También la más dañina para sus intereses de todas las que se han conocido en lo que va de juicio.

Las grabaciones se realizaron en secreto y con un método muy rudimentario. "El Chapo" se preocupaba mucho por la seguridad de las comunicaciones, por temor a que los teléfonos estuvieran intervenidos. Pero los mellizos recurrieron a algo tan simple y barato como utilizar grabadoras compradas en una tienda de electrodomésticos en México y pegar el micrófono al auricular.

El propósito de la conversación telefónica era conseguir una prueba en la que se escuchara a “El Chapo” negociando el precio de un cargamento de heroína. Los gemelos buscaban que se lo recortara de 55 mil dólares el kilogramo a 50 mil dólares.

La excusa, explicó Flores en el interrogatorio, es que había cada vez más competencia y que solo estarían dispuestos a pagarlo si era de la máxima calidad. 

 

La Fiscalía presentó la grabación de dos llamadas realizadas hace poco más de 10 años, la noche del 15 de noviembre de 2008, justo dos semanas antes de entregarse.

“Amigo”, arranca la conversación telefónica. Joaquín Guzmán le pregunta en seguida por su hermano. “Estamos a la orden”, se le escucha decir a continuación. Pedro Flores comentó al jurado que el narco mexicano fue siempre muy cortés, “así hablaba a la gente”.

Flores le dice que está listo para desembolsar el efectivo por la droga, pero quería antes cerrar el precio. Explicó a los miembros del jurado que trató de mantener una conversación lo más normal y rutinaria posible. “¿Tienes ya el dinero?”, se escucha a “El Chapo” para, acto seguido, preguntarle por el precio de la droga. Guzmán lo acepta diciendo que le parece bien.

Pedro Flores señaló que Joaquín Guzmán aceptó la rebaja porque sabía que a cambio podría vender más heroína en Estados Unidos.

También le comentó en la primera conversación telefónica que la droga que le estaba mandando Ismael “El Mayo” Zambada, su socio en el cartel de Sinaloa, no era de buena calidad. La primera llamada concluye tratando de determinar dónde se iba a realizar el pago, si en México o en Chicago.

La segunda conversación tiene lugar media hora después y sirvió para aclarar dónde se realizaría el desembolso. “Lo van a recoger allá”, le confirma Guzmán a Flores. Le dice que la persona que se va a encargar de recoger el dinero está ya lista y les dice en clave que lo espera para en cuanto abran los bancos. 

 

“Era la manera de asegurarse de que lo hacíamos a primera hora”, explicó Flores al jurado.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

*Con información de El País

Comentar
cerrar