• Seguridad

Los cuatro alcaldes ligados al asesinato de los periodistas de Suchi

  • [@author]
03 de julio de 2015, 08:07
Roberto Lemus, alcalde de Mazatenango, es uno de los jefes ediles que rodean el asesinato de los periodistas en Suchitepéquez. 

Roberto Lemus, alcalde de Mazatenango, es uno de los jefes ediles que rodean el asesinato de los periodistas en Suchitepéquez. 

La iniciativa #LaVerdadPuedeMás es un esfuerzo de cuatro medios –Revista ContraPoder, Nómada, Plaza Pública y Soy502-, para investigar los hechos y el contexto que condujeron al cobarde asesinato de los periodistas de Suchitepéquez, en marzo 2015. Este es el segundo reportaje de la serie que trabajamos y publicamos en conjunto con el propósito de demostrar que #LaVerdadPuedeMás.

***

Por el caso de los periodistas asesinados en Suchitepéquez hay dos sujetos detenidos, acusados de ser los autores materiales, pero cuatro alcaldes, los principales sospechosos de fraguar el crimen, ni siquiera han sido citados para declarar.

Lejos de ello, ya se inscribieron en el Tribunal Supremo Electoral y están listos para participar en la contienda electoral.

Los cuatro jefes ediles han sido señalados de corrupción y de tener personalidad violenta. Los cuatro, además, habrían tenido alguna relación con Danilo López, el corresponsal de Prensa Libre, asesinado a sangre fría junto a Federico Salazar, de Radio Nuevo Mundo, el 10 de marzo de 2015.

Los señalados son: Julio Juárez, de Santo Tomás la Unión, quien hoy encabeza el listado distrital por Suchitepéquez por el partido Libertad Democrática Renovada, Lider; Oscar Roberto Lemus Gordillo, alcalde de Mazatenango, quien también busca con Lider su reelección; y Marco Antonio Méndez y José Linares, quienes buscan reelegirse en las alcaldías de San Miguel Panán y San Lorenzo, con el PP.

Roberto Lemus, alcalde de Mazatenango, con las periodistas de Nómada y Contrapoder que investigan el asesinato de dos periodistas.
Roberto Lemus, alcalde de Mazatenango, con las periodistas de Nómada y Contrapoder que investigan el asesinato de dos periodistas.

Lemus: el primer sospechoso

El 10 de marzo fue el día en el que dos sicarios asesinaron a sangre fría a Danilo López y a  Federico Salazar, e hirieron a otro corresponsal, Marvin Túnchez. Ese día, los colegas de los periodistas asesinados acorralaron con sus cámaras al alcalde Oscar Roberto Lemus, de Mazatenango. Según los medios locales, era el principal sospechoso del asesinato.

Los sicarios fueron capturados a los pocos días y testigos afirman que antes se habían escondido en la casa de Lemus, pero éste negó tener vínculos con los malhechores.

El alcalde Lemus llegó a la municipalidad por el PP y ahora es candidato de Lider.

Al ocupar su puesto en 2012 compró una camioneta agrícola y quiso construir un nuevo palacio municipal, pero ante las críticas se detuvo.

Lemus dijo que contrataba los servicios de los periodistas para promocionar sus obras, y para que le llevaran las denuncias de la población sobre su gestión.

El segundo alcalde sospechoso

El alcalde de San Lorenzo, José Linares, es otro de los sospechosos del crimen cometido en contra de los periodistas. El 18 de julio de 2013, dos años antes de su asesinato, el corresponsal Danilo López lo denunció por amenazas ante el Ministerio Público.

El legado que deja en su municipio el alcalde Linares, quien ahora busca la reelección con el PP, está ensombrecido por pagos millonarios en obras inexistentes.

El alcalde de San Lorenzo ha sido criticado por obras inexistentes o inconclusas.
El alcalde de San Lorenzo ha sido criticado por obras inexistentes o inconclusas.

Danilo López trasladó estas historias en su cobertura noticiosa. Poco tiempo antes del asesinato, Linares somató tres veces el pecho de Danilo López, advirtiéndole que dejara de escribir sobre su administración. Así cuentan testigos del hecho que quedó archivado en el monitoreo del Centro de Reportes Informativos Sobre Guatemala (Cerigua), otra organización que monitorea los ataques a periodistas.

El juez pesquisidor que tuvo a su cargo el proceso contra el alcalde Linares recomendó que se retirara la inmunidad al alcalde, pero ese fallo fue rechazado por la Sala de Apelaciones de Retalhuleu.

Gasto en efectivo sin control

A casi dos horas de Mazatenango, en el pequeño y viejo edificio municipal de San Miguel Panán, se encuentra el despacho de otro de los funcionarios cuestionados por Danilo López: Marco Antonio Méndez, que busca reelegirse como alcalde por el PP.

La casa del edil fue una de las allanadas el día en que asesinaron a los periodistas. Su residencia fue rodeada luego de que varios testigos afirmaron que uno de los atacantes se escondió allí. Los fiscales no encontraron nada en el lugar. Méndez negó estar involucrado en el crimen. Un mes antes, después de una publicación de Danilo López, también negó que se cometieran actos de corrupción en su comuna.

El 11 de febrero Prensa Libre tituló: “Señalan a ediles de corrupción”. En un pueblo pequeño, la noticia fue un escándalo.

En la nota, el sindicato de esa municipalidad denunció al alcalde y a su concejo por retención de salarios y malversación de fondos. Tomás Tol, del sindicato, presentó una denuncia ante la Inspección de Trabajo porque en dos meses a más de 100 empleados no se les había pagado salario y aguinaldo. En la nota también se cuestionó que el contador de la municipalidad, Sandy Cárdenas, recibiera una “ayuda económica” de Q15,999. También se señaló que la alcaldía pagaba Q1,600 por cada viaje que realizaba un camión de basura particular (en un año se pagaron Q178 mil), y se cuestionó el destino de Q175 mil 500 que supuestamente habían sido invertidos en alimentación y capacitación para empleados y líderes comunitarios, pero no había prueba de ello.

Las explicaciones que el periodista recogió dejaron en evidencia a la corporación municipal, ya que el tesorero de la entidad, Cristian Marcial, reconoció que constantemente se emiten cheques a personas que no trabajan en la comuna. La publicación enemistó a Danilo López con el alcalde.

“Danilo no tuvo la culpa de sacar esa noticia”, dijo Ezequiel Marroquín, vicealcalde de San Miguel Panán. Según su versión de la historia, en la publicación de esa nota estuvo involucrado un proveedor del Estado al que no se le había pagado un proyecto.

El empresario es Erick López Posada, de Cisa Constructora, que entre 2008 y 2015 le ha cobrado Q82 millones al Estado. Entre sus clientes figuran 11 de las 21 municipalidades de Suchitepéquez. Y otras de Retalhuleu, Totonicapán y Guatemala.

Si no me pagan voy a chingarlos y a publicar cosas en Prensa Libre. Eso dijo”, contó Marroquín. Se buscó al empresario para consultarle, pero no fue posible establecer comunicación.

La última charla antes de morir

Pero estos tres alcaldes no tienen lo que distingue al cuarto sospechoso: una conversación con el periodista Danilo López dos horas antes de su asesinato.

Julio Juárez, alcalde de Santo Tomás La Unión hasta enero de 2015, encabeza ahora el listado de candidatos a diputados por el distrito de Suchitepéquez, el mismo lugar que ocupaba Roberto Villate, la mano derecha de Manuel Baldizón en el Congreso.

Juárez es representante legal de las empresas Multiservicios Juárez, Construservi Zoe, Pinturas Acuarelas, Road Market, y Servicentro J y R. que entre 2005 y 2011 contratos con al menos 14 municipalidades de Suchitepéquez y de otros departamentos, para sumar Q111.9 millones. Dejó de facturar en 2102, cuando ganó la alcaldía .

En el sepelio de los periodistas, personas llevaron carteles que hacían referencia a los contratos de obra pública que podrían estar ligados a la muerte de los reporteros.
En el sepelio de los periodistas, personas llevaron carteles que hacían referencia a los contratos de obra pública que podrían estar ligados a la muerte de los reporteros.

Esto lo convierte en alcalde y contratista del Estado, algo prohibido por la ley. Al ser indagado dijo que desde que asumió el puesto en la municipalidad vendió las empresas. Sin embargo, en el Registro Mercantil su estatus de socio y representante legal continúa vigente.

La versión de un allegado a Danilo López, que por seguridad pidió el anonimato, señaló que el periodista y el ex alcalde tenían una relación de amistad que terminó cuando ambos gestionaban la adjudicación de un proyecto de infraestructura en San José La Máquina.

El periodista estaba procurando que el contrato se le cediera a un contratista en específico y Julio Juárez abogó para que se le entregara a otra empresa. Ese negocio frustrado a principios de marzo habría provocado que el periodista divulgara información que cuestionaba la gestión de Juárez.

El 6 de marzo, Danilo López publicó en su página de Facebook “Periódico El Sur”, que el alcalde Juárez era uno de los deudores nombrados en un listado de la Superintendencia de Administración Tributaria.

Además, Juárez interactuó con el periodista Danilo López el día que fue asesinado. De acuerdo con el relato de un testigo, el día del asesinato del periodista, éste se encontraba en una de las esquinas del parque central de Mazatenango con otro grupo de comunicadores.

Los periodistas fueron asesinados en el parque de Mazatenango.
Los periodistas fueron asesinados en el parque de Mazatenango.

A eso de las 10:30 de la mañana, llegó un picop rojo y de vidrios polarizados a estacionarse frente a ellos. Cuando bajaron los vidrios se dieron cuenta que era el alcalde Juárez, a quien Danilo López estuvo evitando días atrás. Se esperaba un reclamo por la publicación de su deuda con la SAT y sus denuncias en el MP. “Danilo rodeó el carro y se subió a la cabina del lado de atrás, del lado del piloto. Estuvo hablando allí casi dos horas”, detalla el testigo.

A las 12:10 pm, dos horas después, Danilo López bajó del carro y regresó a la esquina del parque con sus colegas. No hizo ningún comentario de su conversación con Juárez, a quien muchos se refieren como una persona violenta. Veinte minutos habían pasado cuando dos hombres a bordo de una motocicleta se detuvieron frente a los comunicadores. Frente a la sede de Gobernación, frente al lugar más público del municipio y  a 20 metros del despacho del alcalde Roberto Lemus.

“Llegó una persona de sexo masculino, nos empujó, sacó el arma de fuego, le jaló el pelo a Danilo y le disparó primero a él y luego a (Federico) Salazar”, dice el testigo. Fue un ataque directo, en total cuatro disparos. Un tiro alcanzó la espalda del corresponsal de Nuevo Mundo, Federico Salazar y lo mató. El resto de periodistas, como el resto de la gente del parque, corrió y se dispersó. Una de las balas alcanzó a Marvin Tunchez, también periodista y sobreviviente del ataque.

“¿Por qué los mataron?”, preguntó un investigador a uno de los testigos y amigos de Danilo López. “Me imagino que un mal negocio, porque me parece sospechoso lo que hizo Danilo. ¿Por qué se metió al carro de Juárez más de dos horas? ¿Qué pudo haber  estado negociando? A él le gustaba la plata, sé que realizaba investigaciones periodísticas pero desconozco el contenido”, responde.

Otra fuente dice lo opuesto y defiende la independencia del periodista. Afirma que ese día el exalcalde Juárez quería pagarle Q5 mil a Danilo López por evitar la publicación de notas que lo afectaran. Y Danilo López no aceptó. Entre las pertenencias del comunicador se encontraron Q775 en efectivo, tarjetas del banco y una libreta de ahorro, junto con su grabadora y cuaderno de apuntes.

Julio Juárez, alcalde de Santo Tomás la Unión hasta enero de 2015. (Foto: Dafne Pérez)
Julio Juárez, alcalde de Santo Tomás la Unión hasta enero de 2015. (Foto: Dafne Pérez)

Qué dice el ex alcalde Juárez

El pasado de Juárez tiene registros en el MP. Un reporte de la fiscalía revela que contra Juárez se han presentado alrededor de 19 denuncias, de las cuales 3 continúan en fase de investigación. El resto fueron desestimadas. Las denuncias activas son por amenazas y violencia contra la mujer. Pese a que la reunión entre el periodista y el exalcalde figura dentro del expediente judicial, el MP no ha hecho ninguna solicitud para investigarlo. Juárez no tiene ningún impedimento para encabezar el listado distrital de candidatos a diputados por el partido Líder.

En una entrevista con ContraPoder y Nómada fue cuestionado al respecto, y dijo que fue Roberto Villate, secretario general del partido, quién le hizo la invitación para llegar al Congreso. Dice que “en su momento” fue amigo de Danilo López y que el día de su muerte se reunió con él.

“Yo platiqué ese día con él. Por eso creo que me quieren investigar, pero yo estoy libre de cualquier situación con él”. ¿Cómo fue su relación con los periodistas departamentales? “Bendito sea Dios, bien”.

***

El 1 de julio, la Unidad de Delitos contra Periodistas del MP presentó la acusación formal en contra de los sicarios Artemio de Jesús Ramírez Torres y Sergio Waldemar Cárdona Reyes, sindicados del delito de asesinato y asociación ilícita. Según las primeras investigaciones, Cardona lidera un grupo de sicarios, tráfico de armas y robo.

Por matar a sangre fría a dos periodistas cobraron Q25 mil. Cuando fueron capturados, en los allanamientos de sus residencias se encontraron cinco máscaras que se presume utilizaban para cometer delitos: el muñeco Chucky, Billy de Saw, una calavera, un luchador mexicano, y el payaso de la película It.

Hasta la fecha el MP no ha solicitado el retiro de inmunidad de ninguno de los cuatro alcaldes.

A 67 días de las elecciones, los cuatro parecen sobrepuestos del trago amargo que significó el asesinato de los periodistas. Ahora están preocupados por mantener su cargo por cuatro años más o por llegar al Congreso.

Comentar
cerrar