• Guate

Uaxactún, la mina de oro para el turismo comunitario en Petén

  • Por Fredy Hernández

Petén es uno de esos lugares que como guatemalteco debes conocer alguna vez en la vida. La naturaleza y sus complejos arqueológicos forman parte de la agenda que cualquier turista nacional o extranjero contempla durante su visita al departamento más grande del país.

Tikal es uno de los lugares más visitados, pero cerca de ahí existe una pequeña comunidad de habitantes, pero con un valor histórico muy apreciable por los arqueólogos e historiadores y que el Instituto Guatemalteco de Turismo pretende impulsar.

  • MIRA TAMBIÉN:

La comunidad está a unos 23 kilómetros del ingreso del Parque Nacional Tikal, desde ahí empieza la aventura hasta Uaxactún. Pedro, el encargado de transportar al equipo de Soy502 hasta este lugar, relata que en este camino se aparece una persona de baja estatura.

“Algunos lo conocen como el Sisimite. Íbamos en el camino cuando lo vimos con varios turistas. Ellos pensaron que era un hombre cualquiera, pero nosotros no les dijimos de qué se trataba. Bajamos la velocidad y luego él se metió al bosque, fue muy extraño eso”, cuenta don Pedro.

Así de entretenida fue la plática hasta que finalmente llegamos a Uaxactún tras un recorrido de unas dos horas desde Flores.

Atractivo

Ya en la comunidad esperaba el guía local. Juan Ariel Pop nos bombardeó de inmediato con datos y reseñas sobre su querido Uaxactún tras presentar a don Enecón Abelino Oxlaj, un hombre que se dedica a la extracción de chicle.

“Las personas se dedican a diversas labores como la extracción de chicle, el corte de la palma de xate, la recolección de la hoja de pimienta y cultivar el ramón. Sin embargo, contemplamos que estas actividades también pueden ser un atractivo para el turismo que busca convivir con las personas de esta comunidad y se adentran a esta experiencia”, explica el guía.

Uaxactún empezó como un campamento de chicleros, pero rápido se convirtió en una comunidad en medio de la selva. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Uaxactún empezó como un campamento de chicleros, pero rápido se convirtió en una comunidad en medio de la selva. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Don Abelino hace los cortes necesarios al árbol de chicozapote mientras la savia empieza a recorrer hasta caer a una bolsa con la que lleva el líquido para su proceso de cocimiento. “De un buen árbol podemos obtener hasta 20 libras; pero uno malo apenas dará una libra. Ahorita tenemos un pedido grande, nos estamos apurando para completarlo y enviarlo fuera de Guatemala”, agrega don Enecón Abelino, de 55 años.

  • ADEMÁS:

Tras abandonar el bosque, nos dirigimos a la casa de Vilsa Gualip, una de las artesanas más reconocidas de Uaxactún. Ella elabora muñecas a base de tusa y otros elementos que son apreciados tanto en el país como fuera de él.

Varias mujeres elaboran estas muñecas artesanales y han logrado ser un motor económico para sus hogares. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Varias mujeres elaboran estas muñecas artesanales y han logrado ser un motor económico para sus hogares. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

“Aprendí cuando tenía ocho años. Luego crecí, me casé y he podido sostener a mi familia a base de las muñecas. Cuando me fui de mi casa, antes les enseñé a mi mamá y a mis hermanas a elaborar esto y también han podido sostener sus hogares con estas actividades”, explica la artesana.

En cuestión de 15 minutos, Vilsa elabora una hermosa muñeca y nos demuestra la habilidad que ha adquirido con el paso de los años.

La mina de oro

Sin embargo, la principal actividad económica de la comunidad es el corte de la palma de xate, el producto que sale de la selva petenera y tiene su mercado principal en Miami.

“Aquí trabajamos los 365 días para entregar un producto de alta calidad y que pueda certificarse para enviarlo al exterior. Tenemos un control muy estricto al punto de recibir constantes fiscalizaciones, todo para que nuestro producto pueda llegar hasta Miami. Hay gente que ha venido de lejos solo para conocer la comunidad de donde se obtiene el xate”, explica Augusto Ramírez, actual administrador del proyecto.

Arqueología

No muy lejos del centro de la comunidad está el complejo de pirámides de Uaxactún, el cual cuenta con uno de los observatorios astronómicos más precisos de los mayas.

“Existen tres edificaciones las cuales muestran el punto exacto del solsticio y el equinoccio. Aún vienen muchas personas de idiosincrasia ancestral y realizan ceremonias en marzo, junio, agosto y diciembre. También es una zona adecuada para la observación de constelaciones”, destaca Juan Ariel.

También cuenta con uno de los templos con techo invertido donde hallaron el entierro de una mujer, se cree que fue la madre y la esposa de gobernadores. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
También cuenta con uno de los templos con techo invertido donde hallaron el entierro de una mujer, se cree que fue la madre y la esposa de gobernadores. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Cómo llegar

La mejor manera de llegar hasta Uaxactún es contactar a la asociación local que promueve al menos cuatro paquetes para los visitantes. En el sitio www.visituaxactun.com podrás conocer sobre sus proyectos y consultar las tarifas que ofrece.

Es importante que cuentes con repelente y bloqueador, gorra o sombrero, pantalones frescos, camisa de manga larga de preferencia, zapatos de trekking, un generador de energía para cargar tu celular y una capa si vas en época de lluvia.

También dinero en efectivo para consumir en cualquiera de los tres restaurantes del lugar, que por cierto han ganado eventos de gastronomía en Petén.

La magia de Uaxactún y la calidez de su gente te enamorará y no querrás volver a casa. 

  • VIVE PETÉN...

27 de octubre de 2018, 06:10

Comentar
cerrar