*Causa ajena al COVID-19

  • Ciencia

Voluntarios enfermos de coronavirus probarán fármaco experimental

  • Con información de El País
04 de abril de 2020, 10:04
Los pacientes buscan recuperarse pronto y se han sumado para probar la droga experimental.(Foto: Freepik/Pressfoto)

Los pacientes buscan recuperarse pronto y se han sumado para probar la droga experimental.(Foto: Freepik/Pressfoto)

Una nueva investigación se lleva a cabo en Europa y los científicos trabajan a marchas forzadas para encontrar una cura contra el coronavirus.

Esta semana se anunció que un grupo de voluntarios que tienen coronavirus probarán un fármaco experimental, el cual ha sido probado en minirriñones que se han recuperado con la aplicación de esta droga.

Los voluntarios son personas que se encuentran graves por el Covid-19 y están internados en 19 hospitales en Alemania, Austria y Dinamarca. El fármaco se denomina APN01 y se analizará su efecto en la salud de los pacientes.

“Empezamos a trabajar a comienzos de febrero, con mucha presión, cuando mucha gente todavía pensaba que el nuevo coronavirus era solo un problema de Wuhan”, recuerda Núria Montserrat, del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC).

El objetivo del medicamento, a largo plazo, es regenerar órganos humanos dañados, utilizando las células madre embrionarias e impresoras 3D.

Montserrat trabaja de la mano con el científico, Josef Penninger, el austriaco que descubrió en 2005 los trucos moleculares del virus del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), un virus hermano del Covid-19.

El científico pudo demostrar que el virus del SARS usaba una proteína de la superficie de la células de los pulmones como ventana para entrar en ellas y causar una neumonía letal, la misma que usa el actual coronavirus, denominada receptor ACE2.

El APN01 se une a una lista de tratamientos experimentales que se prueban contrarreloj, como el remdesivir, desarrollado por la farmacéutica estadounidense, Gilead, para tratar el ébola; la cloroquina y la hidroxicloroquina, empleadas contra enfermedades autoinmunes como el lupus y la artritis; y las transfusiones directas de plasma de pacientes recuperados.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Comentar
cerrar