25/01/2021

  • Salud

Hombre se rompe el cuello al aguantar un estornudo

  • Con información de Hipertextual
31 de diciembre de 2020, 22:12
Taparse la nariz y la boca para evitar un estornudo le causó una fuerte lesión a un británico de 34 años. (Foto: Pixabay)

Taparse la nariz y la boca para evitar un estornudo le causó una fuerte lesión a un británico de 34 años. (Foto: Pixabay)

¿Has tratado de contener un estornudo? ¿Qué tan sano es hacerlo? Un hombre de Gran Bretaña comprobó en carne propia lo dañino que es, luego de romperse el cuello al hacerlo.

⭐️ Síguenos en Google News dando clic a la estrella

El caso quedó registrado en un estudio publicado en 2018 por BMJ Case Reports, bajo el título Chasquidos, crujidos y estallidos: Cuando los estornudos provocan crujidos en el cuello.

De acuerdo con el estudio, el hombre de 34 años no tenía ninguna enfermedad previa. Sin embargo, aguantó un estornudo tapando al mismo tiempo su nariz y boca. Luego de ellos, comenzó a sentir molestias en su cuello, pero no le prestó atención.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Fue hasta cuando ya no pudo tragar y comenzó a escuchar chasquidos en su garganta, cuando acudió al médico. Luego de varios estudios y análisis, se percataron que el hombre tenía presencia de aire.

Basados en esa situación, decidieron hacer una exploración en los tejidos blandos, principalmente en el pecho y en el cuello, fue en ese momento cuando se percataron que el hombre se había fracturado la nuca.

Aunque logró recuperarse, el británico aprendió de una manera muy extraña que no debía volver a contener un estornudo. 

¿Por qué no es bueno aguantar un estornudo?

Un estornudo puede impulsar las gotas mucosas a una velocidad de 160 kilómetros por hora.

Si retienes un estornudo, ese aire presurizado tendrá que ir a alguna parte. En este caso, dañó el tejido en la garganta del hombre.

En otros casos, médicos también han visto que un estornudo contenido causó problemas en los senos paranasales, en el oído medio e interno, en los oídos y hasta causó la ruptura del tímpano.

  • NO DEJES DE LEER:

Comentar
cerrar