CORONAVIRUS en Guatemala

  • Ciencia

Así es cómo el coronavirus trata de destruir el organismo

  • Con información de Los Angeles Times
27 de marzo de 2020, 01:03
Las personas contagiadas presentan síntomas de una afección respiratoria de leve a grave (Foto: Getty Images)

Las personas contagiadas presentan síntomas de una afección respiratoria de leve a grave (Foto: Getty Images)

El Covid-19 es una enfermedad respiratoria en humanos causada por una nueva cepa de coronavirus.

Las personas contagiadas presentan síntomas de una afección respiratoria de leve a grave. Tienen fiebre, tos y dificultad para respirar.

Cuando la enfermedad ataca de manera leve, los pacientes pueden permanecer en casa en cuarentena. También deben limitar las actividades fuera de casa y contacto con más personas. En los casos más graves se requiere atención hospitalaria. 

  • TE PUEDE INTERESAR:

Las recomendaciones para protegerte contra el Covid-19 son: Lávarte las manos a menudo con agua y jabón, cubrirte la boca al toser o estornudar (con la parte interna del brazo), evitar tocarte los ojos, nariz y boca con las manos.

El coronavirus puede entrar a tu cuerpo cuando tocas una superficie y luego llevas tus manos a la boca, ojos o nariz. Sigue su travesía hasta llegar a los pulmones, intestinos y bazo.

Cuando llega a tus pulmones, el coronavirus se conecta a un receptor específico de la membrana de la célula para inyectar su material genético. La célula, ignorando lo que ocurre, copia y propaga el virus original hasta llegar a un punto crítico.

La última instrucción del virus es: autodestrucción. La célula se "derrite", sacando más partículas de coronavirus listas para atacar más células.

La infección crece exponencialmente. Después de unos diez días, millones de células del cuerpo están infectadas. Luego, ataca tu propio sistema inmune.

  • NO DEJES DE LEER:

Las células inmunológicas llegan a los pulmones para luchar contra la infección, pero el coronavirus las infecta y crea confusión en tu organismo para lograr que maten a células sanas. A los pacientes les da neumonía y necesitan respiradores para sobrevivir.

Tras la multiplicación de bacterias, el sistema inmune termina abrumado. Cuando entra a la sangre e invade el resto del cuerpo la muerte del paciente es casi segura.

*Con información de LosÁngelesTimes

Comentar
cerrar