24/10/2020

  • Comunidad

Así debe ser el manejo de cadáveres con Covid-19 en Guatemala

  • Por Evelyn De León
04 de abril de 2020, 12:04
No se permite el velatorio y el entierro solo puede durar como máximo 15 minutos. (Foto con fines ilustrativos AFP) 

No se permite el velatorio y el entierro solo puede durar como máximo 15 minutos. (Foto con fines ilustrativos AFP) 

Un hombre de 71 años es el segundo fallecido en Guatemala a causa de coronavirus. Tal y como ha ocurrido en otros países, los adultos mayores son los más propensos al desenlace fatal, aunque los millenials han sido los más contagiados.

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social creó un protocolo de manejo de cadáveres con Covid 19, en el que advierte del “elevado riesgo” de contagio al manipular el cuerpo. “El manejo de los cadáveres es uno de los aspectos más complejos en la respuesta a una epidemia o pandemia” se lee en el Plan para la prevención, contención y respuestas a casos de coronavirus Covid-19.

Prohíben velación

El protocolo prohíbe la velación del cuerpo y los servicios religiosos. La cremación o entierro será inmediata y el costo lo asumirá la familia.

Los familiares no podrán apoyar en el embalaje del cadáver “únicamente el personal de salud y de la funeraria” contratada por la familia.

El personal que manipule el cadáver debe contar con equipo de protección personal completo que incluye: mascarilla N95, guantes de látex desechables, gafas protectoras y traje quirúrgico de manga larga con puños.

El cuerpo será desinfectado con alcohol al 0.5%.

El cuerpo será colocado en una bolsa especial y por la seguridad de los familiares, no debe abrirse. Luego se colocará en el atúd.

Si no se llegaran a tener bolsas para los cadáveres, se puede utilizar otro tipo de envoltura de plástico o sábanas.

El cuerpo dentro del ataúd deberá estar dentro de una bolsa especial. (Foto con fines ilustrativos AFP)
El cuerpo dentro del ataúd deberá estar dentro de una bolsa especial. (Foto con fines ilustrativos AFP)

El lugar de entierro

El protocolo también contempla que, en el momento del entierro se permite únicamente hasta 10 personas como máximo. No podrán acudir niños y adultos mayores.

El funeral no debe durar más de 15 minutos.

Los lugares de entierro deben estar a un mínimo de dos metros de profundidad y a 200 metros de fuentes de agua con lagos, playas, costas, riachuelos, manantiales o costas.

Desinfectar todo

El Ministerio de Salud ordena que todas las pertenencias y objetos que estuvieron en contacto con la persona fallecida (mesas, camas, muebles, pisos) sean desinfectadas.

La mezcla a usar será utilizar dos cucharadas soperas de cloro por cada diez litros de agua.

Para la ropa, la mezcla será de seis cucharadas soperas de cloro por cada 10 litros de agua. Allí se sumergerá la ropa antes de ser lavada.

Estas operaciones deben ser realizadas por personal con guantes y mascarilla.

El primer fallecido ocurrió el 15 de marzo y el segundo fue informado a la población el 4 de abril. 

  • SI NO LO VISTE: 

Comentar
cerrar