27/01/2021

  • Ciencia

El Covid-19 muta mucho más lento que otro virus, según la OMS

  • Con información de Europa Press
01 de noviembre de 2020, 01:11
El virus ha sufrido distintas variantes desde que se detectaron los primeros casos hace un año en Wuhan. (Foto: Freepik)

El virus ha sufrido distintas variantes desde que se detectaron los primeros casos hace un año en Wuhan. (Foto: Freepik)

El nuevo coronavirus ha representado un reto para la ciencia y la medicina moderna, especialmente tras hallar que este nuevo virus muta de una manera más lenta que otros virus.

⭐️ Síguenos en Google News dando clic a la estrella

La doctora responsable de Enfermedades emergentes y zoonosis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Maria van Kerkhove, explicó que se siguen las investigaciones sobre la mutación del SARS-CoV-2.

“Estamos viendo que el virus es relativamente estable, si bien es importante analizar las secuencias del genoma del coronavirus en distintos países para ver qué cambios son importantes”, explicó la doctora.

Este viernes se dio a conocer un estudio internacional, donde participaron investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en el que se identificó una variante genética del SARS-CoV-2, el cual se habría originado en España en verano y se extendió por Europa durante el otoño, pasando a ser la variante dominante.

La variante se caracteriza por mutaciones que modifican, entre otras partes del virus, la proteína spike o proteína Sí, la “llave” que permite al virus entrar en las células. Hasta ahora, no hay evidencia que dichas mutaciones del virus incrementen su transmisión.

“Muchos países están compartiendo las secuencias completas y se necesita que se siga así porque a medida que se analiza podemos conocer muchas más cosas del virus. Lo importante es hacer un seguimiento de los cambios, con el fin de conocer cómo se está comportando el virus”, agregó la experta.

Van Kerkhove resaltó que hay más de 180 mil secuencias del genoma del coronavirus disponibles, si bien insistió en que se necesitan más datos y que estas tienen que realizarse en países ricos y pobres.

“La base de datos que tenemos es principalmente de países de alto nivel adquisitivo, por lo que necesitamos más recursos para hacer secuencias en zonas de ingresos medios y bajos”, resaltó.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar