29/09/2020

  • Comunidad

Marlon, el guatemalteco que sobrevive al desempleo en EE.UU.

  • Con información de High Country News
17 de agosto de 2020, 10:08

Marlon, un migrante que viajó a Estados Unidos huyendo de la violencia en Guatemala, perdió su empleo cuando empezó el confinamiento para evitar la propagación del Covid-19 en California. Ahora, el guatemalteco, vende en las calles y corta pelo a domicilio.

Marlon, ofreció una entrevista a High Country News, a quienes les contó que hace diez años asesinaron a una de sus hermanas. En ese momento pensó que tenía solo dos opciones: esperar a que la inseguridad lo alcanzara en el país o arriesgar la vida cruzando la frontera.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Viajó hacia EE.UU. usando uno de los caminos más peligrosos. "Subí a La Bestia. Es un tren muy peligroso, pero logré llegar hasta acá", dijo. Ahora vive en California, donde los indocumentados representan el 10% de la fuerza laboral de ese Estado, señala el High Country News.

Sin empleo por Covid-19

Desde que iniciaron las medidas de confinamiento, las oportunidades laborales se perdieron en todo Estados Unidos. Marlo se quedó sin empleo, pero no de brazos cruzados. Ahora vende mascarillas en el transporte público y en las calles de esa gran ciudad. Además, ofrece su servicio como barbero a domicilio.

"Sólo quiero trabajar... Quiero dar lo mejor de mí. No estoy robando. No estoy haciendo cosas para lastimar a las personas", dijo.

Marlon comentó que, además de los gastos que representa para él el vivir en EE.UU. como el alquiler, hay que pagar las facturas de su familia en Guatemala. Todos viven en Quiché y él es uno de los soportes económicos más importantes.

Marlon corta el pelo a domicilio en uno de los barrios centrales de Los Ángeles. (Foto: Elijah Hurwitz/High Country News)
Marlon corta el pelo a domicilio en uno de los barrios centrales de Los Ángeles. (Foto: Elijah Hurwitz/High Country News)

"El cortar el pelo es realmente bueno, pero no puedes mantener a tu familia. Puedes tener un poquito aquí y enviar un poquito a tu familia en otro país, pero no es suficiente. Por esto tengo dos trabajos", manifestó.

Reconoció que no es fácil trabajar en la calle, pero "tengo que pagar las facturas y tengo que ayudar a mi hijo", narró, mientras reconocía que se está adaptando a esta nueva etapa. "Espero que todo vuelva pronto a la normalidad y pueda encontrar un trabajo con el cual ayudar a mi familia", dijo con esperanza.

  • NO DEJES DE LEER:

*Lee la nota completa en High Country News

Comentar
cerrar