08/05/2021

  • Mundo

No, el pangolín no tuvo la culpa: lo descartan como portador del coronavirus

  • Con información de Muy Interesante
28 de febrero de 2020, 08:02
El pangolín había sido asociado con la enfermedad que ha afectado a varios seres humanos, pero la situación ha cambiado. (Foto: Washington Post)

El pangolín había sido asociado con la enfermedad que ha afectado a varios seres humanos, pero la situación ha cambiado. (Foto: Washington Post)

La propagación del COVID-19 o Coronavirus alrededor del mundo ha causado diversas versiones sobre el origen que ha puesto en jaque a las autoridades sanitarias de varios países.

Al principio se consideró que algunos animales eran los responsables directos sobre la expansión del virus, por lo que los científicos han iniciado estudios para confirmar o descartar estas versiones.

A principios de febrero, investigadores de Guangzhou, en China, sugirieron que los pangolines, mamíferos de hocico largo, serían una fuente animal muy probable de donde procedería el brote del COVID-19, nuevo coronavirus que se detectó en humanos por primera vez en diciembre en Wuhan.

La propuesta se basó en la similitud de la secuencia genética de coronavirus tomados de los animales y de los humanos, que eran un 99 % similares.

No obstante, el mismo equipo científico rectificó. Después de un nuevo examen de los datos, junto con otros tres estudios realizados sobre el genoma del coronavirus de pangolín publicados la semana pasada, han llegado a una nueva conclusión: aunque el animal sigue siendo un contendiente, el misterio está lejos de resolverse.

Los autores explicaron esta confusión en nuevo estudio publicado el 20 de febrero. En él, resaltan este malentendido a una falta de comunicación. 

De acuerdo con Xiao Lihua, parasitólogo de la Universidad Agrícola del Sur de China y coautor del artículo: “El informe de la conferencia de prensa fue el resultado de una falta de comunicación vergonzosa entre el grupo de bioinformática y el grupo de laboratorio del estudio".

El dominio de unión al receptor o RBD es lo que les permite engancharse y entrar en una célula. Por ello, es una parte crucial. Pero que dos coronavirus (del pangolín y del ser humano) tengan una similitud muy alta no quiere decir que estén vinculados. Para ello, habría que secuenciar todo el genoma. Ahí residió, al parecer, el malentendido.

Según Linfa Wang, viróloga de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Singapur de Duke, que formó parte del equipo que descubrió el origen del virus del SARS: “Una similitud del 99% entre los RBD de los dos virus no es necesariamente suficiente para vincularlos”.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar