30/09/2020

  • Falso o Verdadero

¿El dióxido de cloro mantiene un pH nivelado? R:// Falso

  • Por AFP
08 de septiembre de 2020, 15:09
Los expertos advierten del riesgo de consumir este producto que no cura la Covid-19. (Foto: The Consersation)

Los expertos advierten del riesgo de consumir este producto que no cura la Covid-19. (Foto: The Consersation)

Un video donde una doctora boliviana muestra cómo consumir dióxido de cloro ha sido compartido más de 35 mil veces en Facebook, desde mediados de agosto.

Allí, la médica asegura que esta sustancia equilibra el pH del cuerpo, matando así bacterias y virus, entre ellos el nuevo coronavirus. Sin embargo, expertos lo niegan, aseguran que el producto irrita e inflama las paredes del tracto digestivo, y que no tiene propiedades farmacológicas, ni cura el Covid-19.

“Cómo tomar y quienes pueden tomar el dióxido de cloro”, dice el texto en una pantalla del video difundido en Facebook donde la doctora Patricia Callisperis extrae una sustancia amarilla de un frasco con una jeringa.

“Si preparamos una jeringa entera, la ponemos en un litro de agua. Eso es para todo el día, entonces tienes que tomar cinco vasitos en la mañana, y cinco vasitos en la tarde”, explica ante una cámara en la secuencia de casi seis minutos de una entrevista emitida por este canal.

En el video difundido, la doctora Callisperis compara el cuerpo humano con una piscina para explicar cómo el dióxido de cloro mantendrá supuestamente el pH equilibrado: “Nuestro cuerpo es como una piscina. ¿Qué ocurre con una piscina si tú no le haces tratamiento del agua? Se vuelve una cloaca”.

Luego, añade que el 75% del cuerpo humano está compuesto por agua. “Si no hacemos tratamiento de nuestras aguas… ¿Qué va a pasar? Nos vamos a enfermar, entonces lo que hace el dióxido de cloro es mantener un pH nivelado de 7.4 y oxigena las células”.

El pH, o potencial hidrógeno, es una medida para el nivel de acidez o basicidad de una solución, que va de una escala entre cero y 14: “Una solución con un pH menor a 7 se dice que es ácida, mientras que si es mayor a 7 se clasifica como básica. Una solución con pH 7 será neutra”.

Banny Zelada, toxicóloga clínica en Bolivia, dijo a la AFP que no se conocen evidencias sobre el dióxido de cloro como fármaco ni que modifique el pH del cuerpo. De hecho, explicó que es una sustancia tóxica que irrita y daña la flora intestinal y que “existen casos clínicos que muestran un efecto irritativo, daños en la sangre y en la hemoglobina que es la responsable de transportar el oxígeno”. Por lo tanto, añadió, “esto podría traer una falla respiratoria”.

Marli Bettini, subdirectora del Centro de Información Toxicológica de la Universidad Católica de Chile (CITUC), aseguró que no se necesita de agentes externos como el dióxido de cloro para mantener un pH equilibrado: “El organismo no necesita un ‘tratamiento de aguas’ con sustancias químicas como el dióxido de cloro para mantener el pH nivelado, es el propio organismo el que se autorregula”.

“El pH de nuestra sangre y de nuestro organismo se mantiene siempre en sus valores gracias a la acción de sus propios mecanismos”, continuó Bettini, añadiendo que de esto último se encargan “los pulmones con sus ajustes ventilatorios, y los riñones con cambios en la excreción renal”.

En esta verificación, Juan Carballeda, investigador de la Asociación Argentina de Virología, explicó que el pH de nuestro organismo “es muy estable. Está siempre entre 7.35 y 7.42" y que nada puede modificarlo.

“El pH está finamente regulado y es imposible alterarlo. Si cambiara el pH de un organismo, aunque sea apenas, se produciría inmediatamente una condición patológica”, agregó Carballeda.

Cristian Paredes, químico farmacéutico en el Hospital Clínico La Florida, en Chile, explicó que el dióxido de cloro es un desinfectante de agua potable que, al ingresar al cuerpo, comienza a irritar las mucosas y tejidos que componen las vías digestivas, “tanto la boca como el esófago, el estómago e incluso el intestino”.

Como es irritante y daña el tracto digestivo, explicó, es posible que el dióxido de cloro no logre ser absorbido. Pero en el supuesto de que sí llegase a la sangre, podría alterar el pH y traer consecuencias negativas: “Si se llegara a absorber, podría generar destrucción de células sanguíneas y modificar el pH que, en el caso de nuestro organismo, no es bueno”, agregó Paredes, ya que esto último “altera la capacidad respiratoria, por lo tanto no mejora la oxigenación”.

Por otro lado, la tesis de que el dióxido de cloro oxigena las células ha sido difundida previamente por Andreas Kalcker, un hombre que se presenta a sí mismo como científico y defiende el uso de esta sustancia química contra diversas enfermedades. Sin embargo, la AFP ya ha verificado estas afirmaciones, descartadas por expertos.

La química Bárbara Herrera explicó en esta nota que este compuesto, usado como desinfectante, es una molécula que “oxida las membranas de los patógenos” y que en caso de ser ingerido, no aportaría oxígeno al cuerpo humano.

“Para que nuestra sangre se purifique necesitamos oxígeno gaseoso, que es el oxígeno que respiramos; no dióxido de cloro, que hace un daño tremendo y equivale a inhalar una sustancia corrosiva”.

El dióxido de cloro es un desinfectante que no cuenta con respaldo científico para su presunto uso como fármaco. Según explicaron expertos, no equilibra el pH del cuerpo, ni elimina el nuevo coronavirus, como asegura el video viral.

  • TE PUEDE INTERESAR; 

Comentar
cerrar