*Causa ajena al COVID-19

  • Seguridad

El drama del niño que murió tras consumir una sopa instantánea

  • Por Evelyn De León
12 de diciembre de 2019, 04:12
Un pequeño de 12 años falleció tras consumir un vaso de sopa instantánea. (Imagen con fines ilustrativos. Foto: Pixabay)

Un pequeño de 12 años falleció tras consumir un vaso de sopa instantánea. (Imagen con fines ilustrativos. Foto: Pixabay)

El cuerpo de Carlos Benjamín Orellana, de 12 años, permanece en el cuarto frío del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), después de practicada la necropsia que determinó que la causa de muerte es una enterocolitis. El niño se enfermó, según relato de la mamá, después de comer una sopa instantánea empaquetada en vaso. 

Carlos vivía en el área conocida como "La Plata" en Ciudad Peronia, Villa Nueva, una zona roja y considerada con alta problemática de pobreza. 

Los vecinos recuerdan que Carlos y uno de sus hermanos recogían cobre para vender y cobraran también por extraer la basura de casas cercanas. "Es una familia de escasos recursos", dice una vecina que prefirió no identificarse. 

¿Qué pasó? 

El lunes 9 de diciembre, los Bomberos Municipales Departamentales recibieron al 1554 la llamada de auxilio. La ambulancia llegó a la casa de Carlos a las 15:05 horas, recuerda Carmen Moscoso, la oficial que atendió el servicio. 

El niño estaba tirado en el patio, se encontraban la mamá y la tía. La madre, Silvia Elizabeth Orellana, explicó a la bombera que su hijo llevó la sopa; no sabe si la compró, se la regalaron o la encontró entre desechos. 

Cuando llegaron la primera información fue "está morado". Carmen recuerda que Carlos estaba inconsciente y aún tenía pulso por lo que decidió el traslado hacia la emergencia del Hospital Roosevelt. 

Durante todo el recorrido "la ambulancia iba con sirena abierta", dice la bombera. Sin embargo, el pequeño murió en el trayecto hacia el centro asistencial.

La bombera recuerda que la madre contó a los socorristas, mientras viajaban en la ambulancia hacia el hospital, que luego de beber la sopa el niño le dijo: "Me siento como un zombie". Lamentó no haber prestado atención, porque Carlos acostumbraba a hacer ese tipo de bromas.

La enterocolitis 

El médico clínico, José Alfonso Ramírez, explicó que la enterocolitis es una inflamación del intestino grueso y delgado que produce diarrea y es provocada por comer un alimento contaminado.

El Inacif no detalló si el resultado de la autopsia determinó si la enterocolitis la pudo haber provocado la sopa u otro alimento. Mientras el doctor Ramírez explica que el niño seguramente de deshidrató y perdió agua, electrolitos y sodio "necesarios para el cuerpo". 

Sin registro

Sin embargo, el drama de la familia no ha terminado. El cuerpo de Carlos sigue en la morgue del Inacif y su familia no ha podido llevárselo para enterrarlo. El problema es que la madre del pequeño nunca lo inscribió en el Registro Nacional de las Personas (Renap).

  • TE PUEDE INTERESAR: 

El niño no tiene certificado de nacimiento y por lo tanto no puede hacerse un acta de defunción. Sin esos papeles, la madre no puede reclamar el cuerpo de su hijo ante el Inacif.

Comentar
cerrar