• Nacional

El equipo de la Universidad de San Carlos podría desaparecer

  • Por Rudy Martínez
El equipo de la Universidad de San Carlos de Guatemala podría desaparecer. (Foto: Archivo) 

El equipo de la Universidad de San Carlos de Guatemala podría desaparecer. (Foto: Archivo) 

El representativo de fútbol profesional de la Universidad de San Carlos de Guatemala está a punto de ser desafiliado de la Liga Primera División. 

Eso significa poner punto final a 96 años de historia. La desaparición del equipo más longevo del fútbol guatemalteco.

La gerencia de la Liga le dio un ultimátum a la institución para que cumpla con su inscripción. Este martes iniciaron el trámite, pero si no logran completar la papelería el viernes quedará fuera del fútbol federado. 

¿La razón? 

Una deuda de más de un millón de quetzales -entre sueldos a jugadores, pagos en la Liga y gastos operativos- que ha desencadenado una pugna interna entre los encargados de la Fundación Amigos de la USAC -a cargo del equipo desde 1998- y la administración del recién electo Rector, Murphy Paiz.

  • LEE TAMBIÉN: 

Mientras, en el estadio Revolución, un puñado de estudiantes entrenan alistándose para un torneo que no saben si disputarán, bajo la dirección del técnico nacional, Luis Bolaños.

Paiz asumió y quiere “tener una representación 100% sancarlista” en el equipo de fútbol, según dijo en su discurso durante una jornada de pruebas en las que se eligió a la base del nuevo plantel.

Su idea es que los jugadores no cobren un sueldo, sino que reciban “bolsas de estudio” como beneficio por estar en el equipo.

Con eso dejaría sin razón de ser a la Fundación Amigos de la USAC, un ente que se constituyó en 1998 para administrar al equipo de fútbol gracias a un acuerdo del consejo superior universitario. 

¿Por qué una fundación?

A través de la fundación el equipo de fútbol de la U recibe aportes económicos de empresas privadas como patrocinio. 

En las últimas dos temporadas figuraron tres empresas, aunque dos cortaron el apoyo el último año.

  • QUIZÁ TE INTERESE: 

Además, la fundación recibía aportes anuales de miles de quetzales de la Universidad de San Carlos y, hasta, extraordinarios.

A pesar de eso en el equipo siempre hubo problemas económicos y en lo futbolístico nunca trascendió, al punto que en la temporada 2016-2017 la pelea fue por evitar el descenso a la Segunda División.

31 de julio de 2018, 20:07

Comentar
cerrar