28/10/2020

  • Vida

Estos son los estragos del Coronavirus en el cuerpo humano

  • Con información de National Geographic
20 de febrero de 2020, 07:02
Estos son los síntomas del Coronavirus. (Foto: Life) 

Estos son los síntomas del Coronavirus. (Foto: Life) 

El COVID-19, conocido como coronavirus es aún una infección desconocida, lo único que se sabe es la agresividad con la que daña el organismo del ser humano. 

La epidemia ha matado más de mil 500 personas y ya superó al número de muertes por SRAS en cuestión de semanas. 

Son muchas los países que han tomado estrictas medidas para que este virus se propague. 

 

 

Las medidas son tan extremas que incluso China está destruyendo dinero en efectivo potencialmente infectado. 

Se desconoce aún cuales son los síntomas del coronavirus en las personas, por ello National Geographic publicó una nota acerca de ello. 

¿Qué sucede realmente al cuerpo cuando está infectado por el coronavirus?

En los pulmones:

Al igual que la gripe, esta es una enfermedad respiratoria que se propaga cuando una persona tose y estornuda. Al contraerla se presenta fiebre y tos que progresa a neumonía o peor. Los pulmones son atacados en tres faces: en la primera invade las células pulmonares humanas. Unas producen moco, aunque sea grueso cuando está fuera del cuerpo ayuda a proteger el tejido pulmonar de los patógenos, y asegura que tu órgano respiratorio no se seque.

Las células de los cilios se mueven alrededor del moco, pero el virus mata las células ciliadas, que se desprenden y llenan las vías respiratorias de los pacientes con restos y fluidos, esto provoca falta de aire. 

 

 

En la fase dos, el sistema inmune se activa, el cuerpo se intensifica para combatir la enfermedad al inundar los pulmones con células inmunes para eliminar el daño y reparar el tejido pulmonar. Este proceso inflamatorio está estrictamente regulado y limitado a las áreas infectadas. Pero aquí el sistema inmunológico se vuelve loco y las células matan cualquier cosa que se tope en su camino, incluyendo el tejido sano. Por ello la respuesta inmune produce más daño, pues son más los restos que obstruyen los pulmones y la neumonía empeora

En la tercera fase el daño pulmonar continúa y provoca insuficiencia respiratoria, algunos pacientes sobreviven padeciendo daño pulmonar permanente, pues se crean agujeros en forma de panal en los pulmones. Cuando esto ocurre, los pacientes necesitan ventiladores para respirar. La inflamación hace que los alvéolos y los vasos sanguíneos sean más permeables. 

Así luce el coronavirus. (Foto: AFP)
Así luce el coronavirus. (Foto: AFP)

En el estómago: 

Se presenta diarrea y dolor abdominal. Cuando cualquier virus ingresa al cuerpo busca células humanas con proteínas en el exterior de las células llamadas receptores. Si el virus encuentra un receptor compatible en una célula, lo puede invadir. Los investigadores creen que el COVID-19 usa el mismo receptor que el SRAS y esta puerta se encuentra en pulmones e intestino delgado. Otros estudios afirman que el virus también podría propagarse a través de la heces, pero aún no se confirma. 

Tormenta de Sangre:

Hay signos de enzimas hepáticas elevadas, recuento más bajo de glóbulos blancos y plaquetas, además de presión arterial baja. Esto puede ser una tormenta de citoquinas según explica Angela Rasmussen, viróloga y científica investigadora asociada a la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia. 

Las citocinas son proteínas usadas por el sistema inmune como balizas de alarma: reclutan células inmunes en el sitio de la infección. Las células inmunes eliminan el tejido infectado en un intento por salvar el resto del cuerpo. Durante una infección causada por las fugas del coronavirus, cuando el sistema inmune arroja citoquinas a los pulmones sin regulación, luego se dirige a las células infectadas por ello también ataca al tejido sano. 

 

 

Las tormentas de citoquinas crean inflamación que debilita los vasos sanguíneos en los pulmones y hace que el líquido se filtre en los sacos aéreos. Prácticamente sangras por los vasos sanguíneos, la tormenta se derrama en el sistema circulatorio y crea problemas sistémicos en múltiples órganos. Junto a una capacidad disminuida para bombear oxígeno al resto del cuerpo esto provoca una falla multiorgánica. 

Hígado: 

Podría haber insuficiencia hepática, pues una vez el virus ingresa al torrente sanguíneo, puede nadar en cualquier parte del cuerpo. El virus desencadena una reacción inflamatoria severa en él.

 

 

Riñón:

Los riñones actúan como un filtro para la sangre, cada riñón está lleno de 800 mil unidades de destilación microscópica, llamadas nefronas y tienen dos componentes: un filtro para limpiar la sangre y pequeños tubos que devuelven las cosas buenas al cuerpo o envían desechos a la vejiga como orina. A medida que los riñones filtran la sangre, las células tubulares atrapan el virus y causan una lesión que podría ser letal si las células comienzan a replicarse.

  

 

Comentar
cerrar