21/09/2020

  • Mundo

Expresidentes acusan a Trump de dividir Estados Unidos

  • Con información de El Mundo
05 de junio de 2020, 13:06
Donald Trump ha enfrentado críticas por su política para dispersar las protestas desatadas a raíz de la muerte de George Floyd. (Foto: AFP)

Donald Trump ha enfrentado críticas por su política para dispersar las protestas desatadas a raíz de la muerte de George Floyd. (Foto: AFP)

Las críticas sobre el manejo de la situación que ha desatado protestas en Estados Unidos no han cesado en contra del presidente Donald Trump, que en lugar de buscar una solución ha generado confrontación.

Ante estos hechos, varios políticos, incluidos exmandatarios se han manifestado y desaprueban las acciones del Presidente. Cuatro ex presidentes y otras personalidades han condenado la política para manejar las protestas desencadenadas tras la muerte de George Floyd a manos del policía blanco Derek Chauvin, el 25 de mayo.

"Necesitamos un Estado que sea tan bueno como sus ciudadanos, y nos merecemos algo mejor que esto", dijo Jimmy Carter, presidente de 1976 a 1980.

"La gente que tiene poder, debe ir por delante, responder a las preguntas, y hacer que cada vez más gente sea 'nosotros' y cada vez menos personas sean 'ellos'", dijo Bill Clinton, presidente de 1992 a 2000.

"Hay un camino mejor: la empatía, el compromiso compartido, la acción decidida, y la paz basada en la justicia. Confío en que los estadounidenses, unidos, sean capaces de encontrar ese camino", destacó George W. Bush, quien gobernó de 2000 a 2008.

"Esto no es decidir entre esto y lo otro. Para lograr el cambio hay que hacer que la gente en el poder se sienta incómoda, y trasladar eso a soluciones prácticas y a leyes", comentó Barack Obama, presidente de 2008 a 2016.

 

Las declaraciones de los expresidentes tienen peso institucional, pero no tienen demasiada relevancia en el terreno electoral.

La base de Trump cree que el presidente es el enemigo del 'establishment', y que todos los que le critican están vendidos.

Incluso el que la senadora republicana Lisa Murkowski haya afirmado que no está segura de que vaya a apoyar la reelección del presidente en noviembre tiene poco peso. Murkowski representa a Alaska, un estado en el que Trump tiene asegurada la victoria.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar