• Guate

La historia de los canadienses que visten trajes tradicionales

  • Por Fredy Hernández
09 de agosto de 2018, 04:08

Antigua Guatemala no solo es una ciudad con un potencial turístico elevado, también se ha convertido en un centro de aprendizaje del idioma español para extranjeros que llegan al país para conocer sus bellezas y tener una mejor experiencia al comprender su lenguaje.

Sin embargo, existe otro segmento que llega a tierras guatemaltecas para realizar voluntariado en escuelas, hospitales, asilos, orfanatos y hasta comunidades rurales.

  • MIRA TAMBIÉN:

Un grupo de estudiantes de la provincia de Quebec, Canadá, llegó hace unos días al país para realizar diversas actividades, pero la central consistirá en vivir junto con una familia en la aldea Vuelta Grande, de Antigua Guatemala.

“Es un grupo de 14 participantes que vivirá por dos semanas con una familia de esa aldea. Sin embargo, en esta ocasión experimentará totalmente cómo es vivir en una comunidad rural. Dormir varios en una cama, bañarse con agua fría ‘a guacalazo’, comer frijoles, por mencionar algunas de sus actividades”, expresó Juan Carlos Martínez, director del centro lingüístico La Unión y de la revista Antigua Wow.

Una estudiante carga a un pequeño que se ha convertido en su amigo durante esta convivencia. (Foto: Antigua Wow Magazine)
Una estudiante carga a un pequeño que se ha convertido en su amigo durante esta convivencia. (Foto: Antigua Wow Magazine)

Experiencia

Sin embargo, el grupo sorprendió a los organizadores del proyecto de voluntariado que realizan en la aldea Vuelta Grande.

“Al siguiente día de dejarlos con su familia, nos sorprendieron cuando los vimos vestidos con traje tradicional. Nosotros no esperábamos eso, fue una decisión que tomaron los chicos. ‘Queremos vivir como ellos y esos incluye la vestimenta’, nos dijeron. Nos emocionó mucho su actitud”, agregó Martínez.

 

Turismo de voluntariado

Según Martínez, unos 14 grupos han pasado por este tipo de experiencias, pero este fue el primero en utilizar las prendas de la comunidad.

“Hemos notado un crecimiento considerable de grupos que no solo buscan el turismo de voluntariado, sino también el idiomático. Consideramos que es uno de los grandes potenciales que ofrece nuestro país en la actualidad”, detalló el director del centro lingüístico La Unión.

 

El grupo que actualmente vive en la comunidad de Vuelta Grande participa en el levantamiento de un techo para el tanque comunal donde las mujeres llegan a lavar la ropa de sus familias debido a la falta de agua potable en sus hogares.

Por las mañanas realizan diversas actividades de esparcimiento y culturales, mientras que en la tarde construyen el techo que ayudará a evitar las inclemencias del clima, como la lluvia o el intenso sol.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar