14/04/2021

  • Guate

Historias de familias que claman ayuda con banderas blancas

  • Por Fredy Hernández
24 de abril de 2020, 16:04

Han pasado ya varias semanas desde que el país se enfrenta a la crisis provocada por la expansión del coronavirus y los casos siguen en aumento sin que parezca haber una fecha exacta para empezar retomar la rutina.

Debido al toque de queda y la cuarentena, las actividades laborales y económicas se ha visto afectadas especialmente para aquellas personas que tienen un pequeño negocio o un trabajo con el salario mínimo para el sustento de su familia.

Historias

Magdalena Hernández es una mujer de 85 años que vive sola en una casa de la colonia La Reformita. Antes salía a vender dulces, pero desde hace varias semanas ha tenido que permanecer en su casa para evitar que la enfermedad pueda afectarla.

“Miro como hago para comer, algunos vecinos me ayudan. Yo no puedo pedirles nada, pero lo que esté en su corazón se los agradeceré. No he podido salir desde hace varios días y aquí me quedo en casa. Solo una mi sobrina me viene a dejar mis pastillas para la presión”, cuenta la octogenaria.

Doña Magda, como le llaman sus vecinos, es una mujer sencilla, pero su mirada denota la necesidad que padece. Ella vive en la 9a. Avenida 11-67 de la zona 12, a pocos metros de la avenida Petapa.

Doña Magdalena vendía dulces cerca de su casa, pero ahora no tiene cómo generar ingresos para mantenerse. (Foto: Wilder López/Soy502)
Doña Magdalena vendía dulces cerca de su casa, pero ahora no tiene cómo generar ingresos para mantenerse. (Foto: Wilder López/Soy502)

Tendero generoso

Juan Pablo Ramírez tiene una tienda cerca de la casa de doña Magda, pero también conoce la necesidad de unos vecinos que son de la tercera edad.

Él se ha ofrecido para recolectar o intermediar para entregar la ayuda a sus vecinos, ya que solo abren la puerta a los conocidos.

Ellos también requieren víveres y ayuda económica para la renta de su cuarto. Puedes acercarte a la 12 avenida 10-31 de la zona 12.

Las personas colocan las banderas blancas para solicitar el apoyo de guatemaltecos de buen corazón. (Foto: Wilder López/Soy502)
Las personas colocan las banderas blancas para solicitar el apoyo de guatemaltecos de buen corazón. (Foto: Wilder López/Soy502)

El sastre

Daniel López es un hombre de 75 años y aún tiene una pequeña sastrería en su hogar, pero debido a las restricciones, no ha podido generar ingresos para su familia y hace pocos días decidió poner una bandera blanca en la ventana de su casa.

“No ha habido trabajo ni de pegar un zipper, coser botones o componer algún ruedo. Hace unos días puse la bandera para que nos puedan ayudar con lo que se pueda y esperamos que la situación cambie porque necesitamos trabajar”, expresa el sastre.

Si deseas apoyarlo, puedes acercarte a la 7a. Avenida 24-22 de la zona 12, a pocos metros del puente que conduce hacia la Universidad de San Carlos.

Daniel López no ha podido trabajar en casi dos meses y la situación se agrava para él y su familia. (Foto: Wilder López/Soy502)
Daniel López no ha podido trabajar en casi dos meses y la situación se agrava para él y su familia. (Foto: Wilder López/Soy502)

Hijos sin trabajo

Bertalina Pineda es una madre que está angustiada pues hace unas semanas sus hijos fueron despedidos de sus trabajos y no recibieron la liquidación. Ella y sus hijos comparten casa con otra familia y se vieron en la necesidad de colocar la bandera blanca en una de las ventanas del inmueble.

“Hace poco se colgó la bandera. No queremos molestar, pero nos estamos quedando sin qué comer mientras esto continúe así. A mis hijos no les pagaron los últimos meses, somos ocho personas entre las dos familias que vivimos aquí. También nos han empezado a ahogar las deudas”, cuenta la señora.

Su casa se ubica en la 24 calle 7-39 de la zona 12, colonia La Reformita.

Bertalina Pineda lamenta que sus hijos se hayan quedado desempleados pues ellos son el sustento de su hogar. (Foto: Wilder López/Soy502)
Bertalina Pineda lamenta que sus hijos se hayan quedado desempleados pues ellos son el sustento de su hogar. (Foto: Wilder López/Soy502)

Apoyo

La señora María Paula Alvarado tiene 87 años y ha representado ese rostro de necesidad. Al llegar a buscarla a su casa en la zona 1, dos jóvenes llegan y le entregan algunos productos de primera necesidad para que ella pueda tener algo para comer.

“Yo agradezco con lo que me puedan ayudar. Si en ustedes está que me puedan ayudar con algunas vitaminas, Diclofenaco, aspirinas y productos para la gripe que me da frecuentemente. Yo no tengo cómo agradecer a las personas que han visto la bandera y han venido a dejar víveres, Dios se los va a multiplicar”, cuenta la mujer.

Dos generosos jóvenes se encuentran con doña María Paula para llevarle algunos víveres para que pueda enfrentar la crisis. (Foto: Wilder López/Soy502)
Dos generosos jóvenes se encuentran con doña María Paula para llevarle algunos víveres para que pueda enfrentar la crisis. (Foto: Wilder López/Soy502)

Su hogar se encuentra en la 9a. Calle 10-56 de la zona 1, a media cuadra del parque Colón.

Así como ellos, son muchas las familias que piden apoyo para superar la crisis, pues el apoyo estatal se ha quedado corto o no les ha llegado y cada día que pasa su situación se hace cada vez más grave.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar