21/09/2020

  • Ciencia

Imágenes muestran cómo el coronavirus ataca a las células

  • Con información de Infobae.
30 de junio de 2020, 14:06
Imágenes muestran el siniestro ataque del coronavirus a las células humanas. (Foto: UC San Francisco)

Imágenes muestran el siniestro ataque del coronavirus a las células humanas. (Foto: UC San Francisco)

Un grupo de científicos descubrió que el coronavirus “zombifica” las células humanas y hace que de ellas broten tentáculos para extenderse por todo el cuerpo.

El estudio, publicado en la revista Cell, fue dirigido por la Universidad de California de San Francisco y permitió que los investigadores tomaran imágenes microscópicas del "siniestro" proceso, según describieron.

En las imágenes se aprecia cómo las células infectadas desarrollan unas espigas en forma de tentáculo, estas se conocen como filopodia o microespículas, y al parecer contienen partículas virales.

Ataque coronavirus en el cuerpo. (Foto: UC San Francisco)
Ataque coronavirus en el cuerpo. (Foto: UC San Francisco)

El virus que causa la enfermedad COVID-19 usa estos tentáculos para “navegar” hacia las células sanas, donde inyecta su veneno viral en ellas, creando más células zombi, según los expertos. 

Hasta ahora, se creía que el COVID infectaba como la mayoría de los otros virus, adhiriéndose a las células sanas y convirtiéndolas en máquinas copiadoras. Pero, en personas con sistemas inmunes saludables, el cuerpo puede combatir la mayoría del virus y evitar que se replique en grandes cantidades en el cuerpo.

Ataque coronavirus en el cuerpo. (Foto: UC San Francisco)
Ataque coronavirus en el cuerpo. (Foto: UC San Francisco)

El último descubrimiento muestra que el coronavirus desarrolló un plan de respaldo para sortear al sistema inmune.

Este hallazgo fue descrito como un “salto sorprendente” en la lucha contra el coronavirus y puede abrir la puerta a una gran cantidad de nuevas opciones de tratamiento.

El profesor de farmacología celular y molecular en la Universidad de California e investigador principal, Nevan Krogan, dijo al LA Times:

“Es muy siniestro que el virus use otros mecanismos para infectar otras células antes de matarlas”. Es que otros virus, incluidos el VIH y la viruela, también usan filopodia como una forma de propagar la infección a través del cuerpo.

Krogan dijo que la forma en que el COVID-19 puede hacer crecer los tentáculos tan rápidamente es inusual. Además afirmó que “su forma, que sobresale de la celda hacia otras células como ramas de un árbol, también era extraña”.

El profesor de microbiólogos de la Universidad de Columbia, Stephen Goff, admitió que el hallazgo era “intrigante”, pero que “no necesariamente significaba que los tentáculos se estaban comportando como un segundo modo de propagación”.

El coronavirus zombifica al cuerpo. (Foto: UC San Francisco)
El coronavirus zombifica al cuerpo. (Foto: UC San Francisco)

Por ahora, ya identificaron siete medicamentos contra el cáncer que bloquean el crecimiento de la filopodia. Entre los siete medicamentos se encuentran gilteritinib, vendido como Xospata, que se usa para tratar la leucemia mieloide aguda y Silmitasertib, un medicamento no probado que se está probando como tratamiento para el cáncer de las vías biliares y una forma de cáncer cerebral infantil.

El profesor Andrew Mehle, microbiólogo de la Universidad de Wisconsin-Madison, dijo que “Este documento muestra cómo el virus es capaz de reconectar todas las señales que pasan dentro de la célula. Eso es realmente notable y es algo que ocurre muy rápidamente, tan pronto como dos horas después de que las células se infectan”.

Lynne Cassimeris, profesora de ciencias biológicas en la Universidad de Lehigh, cree que el descubrimiento implica un “salto increíble”.

Ataque coronavirus en el cuerpo. (Foto: UC San Francisco)
Ataque coronavirus en el cuerpo. (Foto: UC San Francisco)

Los investigadores monitorearon cómo el virus respondió a las drogas en entornos de laboratorio en experimentos de probeta. Uno de los principales expertos de Gran Bretaña opinó la semana pasada que el coronavirus tiene “trucos inmunológicos bajo la manga” que lo hacen hiperinfeccioso.

Por su parte, Peter Openshaw, profesor de medicina experimental en el Imperial College de Londres, dijo que el virus es “sorprendentemente” bueno para evadir el sistema inmunitario humano, a pesar de que solo saltó de los animales hace seis meses. “Normalmente se necesitan años de coexistencia con los humanos para que cualquier virus desarrolle estos rasgos”, agregó.

Para el profesor Openshaw, “en términos de durabilidad, los virus a menudo tienen una forma de modular la respuesta inmune del huésped”. “Es la forma en que han evolucionado para reducir la respuesta inmune que genera el virus. Eso suele ser particularmente fuerte en virus que ha tenido mucho tiempo para evolucionar conjuntamente con el huésped humano”, añadió.

Una cepa mutada de coronavirus que ha diezmado a los EE.UU., el Reino Unido e Italia es casi 10 veces más infecciosa que el virus original que surgió de China, sugiere un estudio.

La potente versión del SARS-CoV-2, llamada D614G, tiene cuatro o cinco veces más “picos” que sobresalen de la superficie viral y le permiten adherirse a las células humanas. Este rasgo no solo lo hace más infeccioso, sino que también hace que el virus sea más estable y resistente.

Ataque coronavirus en el cuerpo. (Foto: UC San Francisco)
Ataque coronavirus en el cuerpo. (Foto: UC San Francisco)

Los científicos se sorprenden sobre el por qué el coronavirus parece haber afectado más a algunos estados y países que a otros. Investigaciones anteriores habían resaltado que la potente cepa D614G circulaba en grandes cantidades en Italia, el Reino Unido y la ciudad de Nueva York, donde las tasas de infección y mortalidad se encuentran entre las peores del mundo.

Aunque la investigación sólo analizó el D614G en entornos de laboratorio estrechamente controlados, los expertos analizaron que es “plausible” que la estructura viral de la cepa la haga más infecciosa en las personas.

TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar