• Voces

Los jóvenes que escriben la Historia

  • Por Beatriz Colmenares
Este joven acribilló al senador republicano Marco Rubio al cuestionarlo sobre el tema de las armas. (Foto: tomada de CNN)

Este joven acribilló al senador republicano Marco Rubio al cuestionarlo sobre el tema de las armas. (Foto: tomada de CNN)

¿Quién alimenta y nutre las revoluciones? Los jóvenes. En Guatemala los vimos abarrotar las plazas en 2015. Allí estaban los universitarios, encabezados por una nueva generación de dirigentes estudiantiles. Encontraron su voz y se hicieron escuchar.

Este año se cumple medio siglo de los acontecimientos del “Mayo del 68”, cuando se dio la mayor revuelta estudiantil en la historia de Europa, la cual aterrizó trágicamente en este continente en la masacre de Tlatelolco.

Y es en el Estados Unidos de 2018 cuando los adolescentes de Parkland, Florida, se colocan al frente. Se trata de sobrevivientes de la matanza del 14 de febrero. Han dicho que “será la última” que se cometa en un establecimiento educativo en su país. Ese país tan acostumbrado a lidiar un día sí y el otro también con incidentes así de trágicos. 

La discusión que promueven los escolares ha rendido ya sus frutos. Emma González (@emma4change), una joven de 18 años que abrió su cuenta de Twitter días después de que 17 de sus compañeros fueran acribillados por otro adolescente de 19, tiene hoy más de un millón de seguidores. Es el doble de los que tiene la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en ingles), el poderoso grupo que apoya con todas sus fuerzas el derecho de que los residentes de su país tengan las armas que quieran.

Así sea uno o varios rifles AR-15, como el empleado por Nikolas Cruz en Parkland, o por Stephen Paddock en Las Vegas (59 muertos) y por Syed Rizwan Farook en Virginia (14 fallecidos). El arma, la versión semiautomática del M-16 que usa el ejército estadounidense, es capaz de disparar hasta 100 proyectiles sin necesidad de recargarlo. Y cualquiera puede comprarlo. 

González, David Hogg y Cameron Klasky son tres de los rostros detrás del #NeverAgain (Nunca Más), el movimiento que logró lo que hasta hace poco era impensable: que empresas vinculadas con la NRA rompieran públicamente sus vínculos con la entidad. Así, compañías de rentas de autos, aerolíneas, aseguradoras y bancos han dejado de otorgar descuentos o precios especiales a los miembros de la asociación. Sobre el resto de comercios (alrededor de una docena) pesa la amenaza del boicot.

La petición de @davidhogg111 (370 mil seguidores) para que quienes deseen vacacionar en Florida esta primavera opten por Puerto Rico, hasta que ese Estado apruebe una reforma a la ley de armas, tuvo más de 170 mil “me gusta”.

El gobernador Rick Scott, apadrinado por la NRA, ha dado un giro a su política tradicional y se ha sumado a las voces que piden que se eleve la edad, de 18 a 21 años, para quienes pueden adquirir una AR-15 o similar. El presidente Donald Trump también dijo que apoya esta causa y que, además, promoverá una prohibición general para dispositivos que convierten a las semiautomáticas en automáticas.   

Los jóvenes, sin embargo, quieren más. Ellos exigen que se haga todo lo posible para evitar otro Parkland. De ahí que el 24 de marzo, cientos de miles de escolares sumados al #NeverAgain marcharán en Washington. No quieren maestros armados, como sugirió Trump. Tampoco que se vendan armas como el AR-15, el AK-47 o el fusil de asalto Bushmaster XM15 empleado en Sandy Hook. Quieren ser, como dice González, “los chicos de los que se lee en los libros”. Esos que escriben la Historia.

Más de Beatriz Colmenares:

28 de febrero de 2018, 17:02

Comentar
cerrar