14/06/2021

  • Política

Ministro esperó 15 horas, hasta las 4:00 am, por la interpelación

  • Por José Miguel Castañeda
11 de noviembre de 2020, 05:11
El ministro de Desarrollo Social esperó en una oficina del Congreso para ser interpelado. (Foto: Wilder López/Soy502)

El ministro de Desarrollo Social esperó en una oficina del Congreso para ser interpelado. (Foto: Wilder López/Soy502)

Llegó a las 14:00 horas del martes y se fue a las 4:00 am del miércoles.

⭐️ Síguenos en Google News dando clic a la estrella

El ministro de Desarrollo Social, Raúl Romero, esperó durante casi quince horas por la interpelación en el Congreso de la República.

El funcionario llegó al Congreso unos minutos antes de las dos de la tarde de este martes 10 de noviembre para ser interpelado. La plenaria estaba convocada a las dos de la tarde, pero inició con más de cuatro horas de retraso.

Antes de la interpelación de Romero, había otros puntos por discutir, que se prolongaron hasta la madrugada de este miércoles, como la juramentación de una nueva diputada y la ratificación del Estado de Calamidad por los daños causados por la depresión tropical Eta. También se incluyó de última hora la juramentación de los dos magistrados para la Corte de Constitucionalidad recién electos por la CSJ.

Mientras los diputados permanecían reunidos, Romero esperó en un salón contiguo a la oficina del presidente del Congreso, Allan Rodríguez.

Minutos después de las cuatro de la mañana de este miércoles, concluyó la ratificación del Estado de Calamidad y era el turno para que Romero entrara al hemiciclo. Sin embargo, los legisladores abandonaron el Pleno y la sesión fue suspendida.

Tras enterarse que no se efectuaría la interpelación, Romero salió en compañía de dos asesores e indicó que, aunque sospechaba que no se efectuaría el interrogatorio, prefirió quedarse para evitar problemas legales.

Según la Ley Orgánica del Organismo Legislativo, si el ministro no se hubiera quedado y se hubiese reanudado la interpelación, el Pleno pudo haber emitido un voto de falta de confianza con el que se iniciaría el proceso para su destitución, o también pudo haber sido denunciado por el delito de desobediencia.

Romero tendrá que regresar al Congreso este jueves, debido a que fue convocada una nueva sesión para que se reanude su interpelación.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Comentar
cerrar