23/05/2022

Colapsa la morgue de la ciudad ucraniana de Mykolaiv

  • Con información de Times of Israel
12 de marzo de 2022, 12:07
Guerra Ucrania Rusia
Varios cadáveres son colocados a la intemperie ante el colapso de la morgue. (Foto: AFP)

Varios cadáveres son colocados a la intemperie ante el colapso de la morgue. (Foto: AFP)

La morgue de la ciudad ucraniana de Mykolaiv ha colapsado y los cadáveres son amontonados en pasillos y en la nieve. Los forenses realizan autopsias en condiciones inhumanas debido a la gran cantidad de cuerpos que han llegado en los últimos días.

OTRAS NOTICIAS: Guatemala recibe a las primeras familias ucranianas

En una ciudad estratégica bajo asedio ruso, decenas de cuerpos se amontonan, incluidos niños, ancianos y jóvenes soldados, mientras los trabajadores luchan por identificarlos y enterrarlos.

Uno de los cadáveres yace con las manos entrelazadas, como en oración. De hecho, dice el empleado de la morgue, estaba lanzando cócteles molotov cuando los rusos lo atraparon. Le ataron las manos y lo ejecutaron.

Así son las escalofriantes imágenes de la morgue de Mykolaiv, una ciudad a orillas del Mar Negro que lleva días bajo ataque ruso. Afuera, en el patio del instituto forense donde se encuentra la morgue, la nieve cae constantemente sobre cadáveres envueltos en bolsas de plástico gris, que esperan ser evacuados.

Cadáveres de civiles y soldados en una morgue en Mykolaiv, una ciudad ucraniana a orillas del Mar Negro que ha estado bajo ataque ruso durante días, el 11 de marzo de 2022. (Foto: AFP)
Cadáveres de civiles y soldados en una morgue en Mykolaiv, una ciudad ucraniana a orillas del Mar Negro que ha estado bajo ataque ruso durante días, el 11 de marzo de 2022. (Foto: AFP)

En el ruinoso local, los cuerpos se colocan en el suelo por falta de espacio. El olor insidioso de la muerte, mezclado con desinfectante, está en todas partes. Mientas los médicos realizan autopsias en condiciones higiénicas cuestionables.

Cuerpos desnudos yacen en el camino de la cámara frigorífica, donde se amontonan las víctimas mortales de un bombardeo unos días antes en la cercana Otchakiv. Vladimir, un empleado de la morgue que solo dio su nombre de pila, enciende cigarrillo tras cigarrillo.

“Nunca había visto tal cosa. Pensamos que lo peor que nos podía pasar aquí eran accidentes automovilísticos”, dice, sacudiendo la cabeza. Cruzando de nuevo el patio, Vladimir abre una puerta a un espectáculo de pesadilla.

Unos 30 cadáveres se colocan en el suelo. Dos soldados en uniforme, uno destripado, se apilan uno encima del otro. Parece que también hay civiles. “Son tan jóvenes, más jóvenes que mi sobrino”, dice Vladimir.

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar