29/11/2020

  • Ciencia

Nueva York usa tratamiento antiguo para frenar el coronavirus

  • Con información de Infobae
24 de marzo de 2020, 10:03
En Nueva York usarán un método de hace 100 años para tratar de mejorar a pacientes con coronavirus, se trata del  proyecto de Plasma Convaleciente COVID-19. (Foto: AARP)

En Nueva York usarán un método de hace 100 años para tratar de mejorar a pacientes con coronavirus, se trata del  proyecto de Plasma Convaleciente COVID-19. (Foto: AARP)

Una vieja técnica, poco usada en la actualidad por sus costos y su engorrosa técnica de extracción, está siendo reutilizada en Nueva York y aprobada por su Gobernador, Andrew Cuomo. 

Se trata del proyecto de Plasma Convaleciente Covid-19 que incluye a más de 20 instituciones de los Estados Unidos, entre las que se encuentra el prestigioso hospital John Hopkins, de Baltimore.

Consiste en utilizar la sangre de aquellos infectados por coronavirus que hayan sido curados y tengan anticuerpos para ayudar a los pacientes convalecientes a batallar contra el virus de forma más rápida. Ya se había utilizado con éxito hace más de 100 años, con la Gripe Española, y ahora volverá a utilizarse como prueba en Nueva York.

“Ha habido pruebas que muestran que cuando se inyectan los anticuerpos, se estimula y se promueve el sistema inmunitario contra la enfermedad. Es solo un ensayo para personas que están en estado grave, pero el Departamento de Salud del Estado de Nueva York ha estado trabajando en esto con algunas de las mejores agencias de atención médica de Nueva York. Creemos que es prometedor y nosotros vamos a comenzar con eso esta semana", señaló Cuomo en una conferencia de prensa. 

“Cuando empezamos a hablar de esto era solo una idea, y ahora parece que se hará realidad”, dijo el Arturo Casadevall, un experto en enfermedades infecciosas de la Escuela de Salud Pública del Instituto John Hopkins.

La idea es comenzar a reclutar pacientes que se hayan recuperado por completo del COVID-19 y extraerles su sangre para generar un plasma que contenga los anticuerpos. Estos medicamentos se usan en otras enfermedades pero son costosos y difíciles de realizar a gran escala, porque se necesitan voluntarios para crear cada plasma de manera personalizada. 

La Agencia de Alimentos y Drogas (FDA, por sus siglas en inglés: Food and Drug Administration) asegura que, hasta que se aprueben otros tratamientos y se encuentre una vacuna, el plasma convaleciente es un buen método para tratar a pacientes graves y estimó que aprobará su uso de "forma expeditiva". 

Riesgos

Hay algunos riesgos. A pesar de que en la misma ciudad de Wuhan, donde se inició el brote, empezaron a aplicar esta terapia para pacientes en grave estado, podría generar complicaciones si su administración no es la adecuada: si se aplica un tipo de sangre incorrecto o si la sangre viene de un paciente con otras patologías. 

Tiene, sin embargo, el respaldo de una veintena de instituciones de primera línea en los Estados Unidos como la Clínica Mayo, el Centro Médico de la Universidad de Stanford y el Colegio de Medicina Albert Einstein.

Con información de Infobae

Comentar
cerrar