20/10/2020

  • Ambiente

Las biobardas de Jimmy Morales no contuvieron la contaminación

  • Por Angélica Medinilla
23 de septiembre de 2020, 04:09
La barda industrial de Q18.9 millones debía retener la basura, pero Honduras reclama que los desechos siguen llegando a sus playas (Foto: La Tribuna)

La barda industrial de Q18.9 millones debía retener la basura, pero Honduras reclama que los desechos siguen llegando a sus playas (Foto: La Tribuna)

Honduras reclamó a Guatemala por la basura que lleva el río Motagua hasta las playas de Omoa y Puerto Cortés. 

La comisionada presidencial hondureña, Liliam Rivera, declaró que han trabajando en diferentes acciones para reducir significativamente el impacto de los desechos en las playas, pero este año las oleadas de basura han sido recurrentes. 

⭐️ Síguenos en Google News dando clic a la estrella

El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) argumenta que durante el invierno el caudal aumenta y arrastra más basura a las playas de Honduras. 

"La barda instalada en el lugar ha dejado de funcionar en algunas ocasiones. Sin embargo, la cartera de Ambiente ha realizado de forma inmediata las gestiones necesarias para su puesta en marcha y que continúe sus operaciones", aseguraron en un comunicado.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Barda industrial

El expresidente Jimmy Morales inauguró la barda industrial "El Quetzalito" en enero de 2020. El sistema de retención de desechos sólidos flotantes tuvo un costo de 18.9 millones de quetzales (Q18,950,000).

El exministro de Ambiente, Alfonso Alonzo, dice que su administración también dejó 300 biobardas artesanales que ayudaban a retener la basura.

"La barda se saturó de basura porque en el transcurso del Motagua no había más biobardas artesanales..., ya no existen. El sistema que nosotros dejamos no era solo la barda industrial", indica Alonzo.

Alonzo cree que no se le ha dado el mantenimiento adecuado a este sistema y se ha excedido la capacidad de la barda industrial, que calcula puede retener entre 60 a 100 toneladas de basura por día. El exministro sugiere volver a colocar las biobardas artesanales para controlar la basura.

El departamento de comunicación del MARN niega que quitaran biobardas artesanales este año. Se pidió el dato de cuántas hay en la actualidad, pero todavía no han proporcionaron esta información.

El actual ministro de Ambiente, Mario Rojas, afirmó este martes que lograron acuerdos con la delegación de Honduras que visitó Guatemala.

"Tenemos compromiso a corto plazo de reparar la barda industrial, que fue producto de un accidente derivado del exceso de caudal en el invierno. En el mediano plazo, estamos dando seguimiento a alianzas con entes internacionales que nos van a ayudar a operar en el área", dijo Rojas.

  • LEE ADEMÁS

No son solución

En septiembre de 2016, el gobierno de Morales planteó solucionar el problema de la basura que arrastra el río Motagua usando biobardas artesanales, elaboradas con lazo, malla y botellas de plástico que crean una barrera para los desechos sólidos. 

"Esta (biobarda) no es la solución. Pero es una medida de mitigación que tiene que llevar apoyo sistemático y recursos", señala el exministro Alonzo.

La implementación de las biobardas es un logro que Morales destacó en su tercer informe de gobierno. El exmandatario aseguró durante su discurso: "Con este sistema de biobardas se ha logrado detener el 85% de los desechos sólidos que circulan en los ríos". Esta información es engañosa.

El año pasado, el MARN indicó que el dato para determinar el porcentaje se obtuvo de una tesis de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac) titulada: "Viabilidad para la implementación de un plan de manejo integral del centro de transferencia y zona de influencia para residuos sólidos plásticos en aldea El Quetzalito, Puerto Barrios, Izabal". El trabajo fue presentado por Sergio Alejandro Majano Asencio en octubre de 2018.

El estudio no se refiere a todos los ríos en el país, por lo que no es exacto tomar este dato para afirmar que se detienen el 85% de residuos en los afluentes.

  • NO DEJES DE LEER:

Magaly Arrecis, bióloga y analista en temas ambientales, del Instituto de Problemas Nacionales de la USAC (IPNUSAC), explicó que se debe tratar el problema desde la raíz. "Las biobardas son una opción, pero deberíamos hablar de mejorar el manejo de los desechos sólidos".

Arrecis pone de ejemplo el basurero de la zona 3: "No funciona como un relleno sanitario, la basura llega al Motagua y contamina. No podemos continuar así. Hay que tratar el problema desde la raíz". La analista también indica que hay que considerar otros contaminantes: químico y biológicos que las biobardas no combaten.

Comentar
cerrar