• Especiales

El rojo del semáforo que da color a la vida de estos jóvenes

  • Por Rudy Martínez
09 de septiembre de 2018, 05:09

Jueves al mediodía, hace calor en la Ciudad de Guatemala, es hora del tráfico pesado sobre la Avenida Elena de la zona 1.

El semáforo de la novena calle marca rojo y es momento de trabajar, toca ganarse el sustento diario. 

Comienza el show, la pelota sucia y gastada empieza a moverse al ritmo del bullicio callejero. Con el paso de cebra como límite, los mejores lugares son exclusivos para tres pilotos y uno que otro motorista que se cuela.

  • TAMBIÉN...

Pronto el semáforo cambiará de color, hay que hacer una rutina perfecta y confiar en la buena voluntad de los observadores para agenciarse de unas monedas.

Jhonny Alexander Carias Revolorio, de 20 años, y su hermano Lennin José, de 13, hacen Freestyle en las calles de la ciudad para sobrevivir. Quizá los has visto alguna vez.

Hoy están en la Avenida Elena, mañana podrían aparecer en alguna esquina de la zona 4. Son sus lugares preferidos para entretener a los automovilistas. 

 

 

Chicos como ellos deben tener una historia para contar. Llamé a Jhonny, contestó muy amable y accedió a poner en pausa sus labores para platicar.  

Tiene 20 años (nació el 22 de diciembre de 1997), vive en la Colonia Bethania, zona 7, y cursa tercero básico en la jornada nocturna del Instituto Miguel García Granados.

Es tricampeón centroamericano de Freestyle. En 2017 ganó en Costa Rica, este año ha triunfado en El Salvador y hace unos días siendo anfitrión.

No es difícil creerle. Hace magia con el balón. Tiene una técnica envidiable, la precisión y destreza son sus mejores armas.

  • MIRA...

"Empecé a practicar a los 15 años. Me gustaba jugar fútbol y veía mucho a Ronaldinho, vi que podía hacer cosas parecidas y comencé a entrenar". José "Bull" Chavarria, de los pioneros de esa actividad en Guatemala, lo invitó a prepararse con él y así comenzó la aventura.

"Para ir a esos eventos (Costa Rica y El Salvador) trabajé duro. Cuando fui a Costa Rica iba por países, hacía dinero en las calles del lugar para pagar el siguiente bus y continuaba. De regreso fue más fácil porque gané el primer lugar y había un premio económico entonces pude comprar el boleto directo", cuenta.

 

 

Jonny es el mayor de cuatro hermanos vive solo con su mamá, quien por estos días sufre serios quebrantos de salud que le impiden trabajar. Lennin José (13 años) trabaja con él, Gerald Juan Carlos (17) también hace freestyle y recorre otras calles, mientras Seidy, la más pequeña de la casa (9), estudia. 

Me levanto como a las seis, desayunó y salgo a las calles. En la tarde voy a entrenar y si no hice mucho dinero regreso a trabajar. Después vuelvo a la casa para hacer tareas y me voy a estudiar de 7 a 9 de la noche
Jhonny Carias
, freestyle Guatemala

Con el dinero recolectado a diario en las calles los hermanos Carias Revolorio mantienen su hogar. "Sale para las cosas básicas de la casa. Hay gente a la que le gusta lo que hacemos y nos apoya. Los mejores días son viernes, sábado y domingo, aunque no lo creas porque hay menos carros, pero la gente va más tranquila, no van con estrés de trabajo", explica.

"Mi sueño es ser campeón mundial, pero lo que más anhelo es construir una escuela de Freestyle en Guatemala para dejar algo positivo", expresa con seguridad y convicción el talentoso Jonny.

 

MIRA SUS DESTREZAS CUANDO EL SEMÁFORO ESTÁ EN ROJO

 

Han pasado unos 15 minutos, el semáforo da rojo hay que volver al trabajo. Por cierto, dice que para él no es trabajo, le gusta y se divierte, el Freestyle lo mantiene alejado de las cosas malas y eso le parece muy bien.

  • TE PUEDE INTERESAR...

Así que la próxima vez que veas a estos chicos haciendo lo que les gusta y llevando el sustento a diario, recuerda esta historia y si puedes, colabora con ellos.

Comentar
cerrar