22/10/2020

  • Seguridad y justicia

Las versiones del enfrentamiento entre agentes de la PNC

  • Por Jessica Gramajo
24 de noviembre de 2019, 10:11
Agentes de la PNC observan cómo quedó una de las autopatrullas quemadas el viernes durante un enfrentamiento entre policías en la zona 7. (Foto: Redes sociales)

Agentes de la PNC observan cómo quedó una de las autopatrullas quemadas el viernes durante un enfrentamiento entre policías en la zona 7. (Foto: Redes sociales)

Autopatrullas quemadas, disparos, dos capturados, varios heridos y una gran confusión fue el resultado de un violento enfrentamiento entre agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), que tuvo lugar este viernes, en la zona 7 capitalina.

El Gobierno ya ofreció su versión, pero mientras avanzan las horas, van surgiendo nuevas informaciones acerca de lo sucedido.

Cuatro policías están hospitalizados. Dos de ellos están bajo custodia y, cuando se recuperen, serán capturados y puestos a disposición de un juez. Se les acusa de haber extorsionado a un vecino y de atacar a los agentes de Inspectoría General que investigaban el hecho.

  • AQUÍ TE LO CONTAMOS:

El parte policial

De acuerdo con el parte policial, al que tuvo acceso Soy502, el viernes un vecino denunció a dos agentes de la Comisaría 14, ubicada en el Amparo I, zona 7, a quienes acusó de haberle cobrado "mordida" para entregarle su motocicleta, la cual le había sido robada el 12 de noviembre, por dos hombres armados, y presentó la denuncia.

Días después, el hombre recibió una llamada en la que le informaron que su motocicleta había aparecido en uno de los callejones de la colonia Amparo I y Granizo, y le pidió que llegara a la sede de la PNC, ubicada en el sector. Cuando llegó, lo atendió el agente Erick Ramírez, quien le informó que no podía entregarle la moto, debido a que el Ministerio Público (MP), ya tenía conocimiento del hecho, pero le pidió que "le dejara 100 quetzales para su almuerzo".

Su travesía había empezado. En el MP le informaron que solo estaban tramitando una solvencia y que pidieron en la Policía que no movieran su vehículo, pero con ese documento faltante, ya se la podría llevar.

Entonces, utilizó el Whatsapp para comunicarse con el agente que lo había atendido antes, pero este le informó que habría podido recuperar su motocicleta desde antes, por un pago de 1 mil quetzales y que, ahora, se lo dejaba en 700. La víctima le informó que no tenía esa cantidad y, entonces el agente, rebajó la cantidad a 400 quetzales. 

Durante la balacera entre policías en el Amparo I y II, quemaron varias autopatrullas. (Foto: PNC)
Durante la balacera entre policías en el Amparo I y II, quemaron varias autopatrullas. (Foto: PNC)

Con pruebas en mano de la conversación, el hombre presentó la denuncia. Así que se desplegaron tres equipo de investigadores, comandados por el inspector Nery Oswaldo Linares Pineda, quien coordinó con la Fiscalía contra la Corrupción del MP, y acordaron con la víctima que se reuniría con los supuestos policías corruptos para entregarles el dinero.

El denunciante acordó el lugar y hora de la entrega del dinero, y fue acompañado por los agentes de la Inspectoría General, quienes observaban desde varios vehículos cómo los policías llegaron uniformados a recoger el dinero del soborno.

En el momento preciso, los investigadores se unieron a la conversación, pero fueron atacados por los presuntos agentes corruptos.

El inspector Linares Pineda resultó con tres heridas de proyectil de arma de fuego en el área abdominal, y el otro agente tenía heridas en la mano y el tórax.

Mientras que los supuestos agentes corruptos también fueron heridos. El policía David Pérez Pablo presenta una herida en el abdomen; y Erick Ramírez López, una en la pierna izquierda.

Los bomberos tratan de apagar el fuego de una de las autopatrullas quemadas durante el enfrentamiento entre agentes de la policía. (Foto: PNC)
Los bomberos tratan de apagar el fuego de una de las autopatrullas quemadas durante el enfrentamiento entre agentes de la policía. (Foto: PNC)

La trifulca, según el parte

Según el parte, el caos empezó cuando un subcomisario y varios de sus subordinados pretendían consignar a los elementos de la Inspectoría General, pero también llegaron a la escena varios agentes para defender a los investigadores.

"El incidente fue malinterpretado", señala el parte policial, en el cual se asegura que unas 500 personas particulares, que observaron el incidente, formaron una turba y lanzaron objetos contundentes contra "todo el personal y vehículos policiales".

Dos autopatrullas quedaron totalmente destruidas, una más fue semidestruida y otra presenta daños en su estructura metálica. Al final del parte, se hace referencia que el mismo se entregó hasta este sábado, "por instrucciones de la superioridad".

Otras versiones

Hasta el momento, el Gobierno ha manejado la versión del "policía bueno, contra el policía malo". Sin embargo, a la redacción en Soy502 llegó un video en el que se observa a varios agentes de la Inspectoría General patear a otro agente uniformado, que se encuentra tirado en el piso.

Según la versión del usuario que compartió las imágenes, ese fue el detonante de la trifulca. 

"Inspectoría General indica que llegaron a capturar a elementos uniformados, pero esa versión se pone en duda al ver este video, donde personal de la Inspectoría, posiblemente bajo efectos de licor agreden a personal policial uniformado que se encuentra en el suelo", señala el usuario.

De igual manera, surgió otra versión que asegura que el enfrentamiento comenzó cuando se hacía entrega de un cargamento de droga que llevaban agentes de particular de la Inspectoría General.

Aprehendidos

Por el momento todo se encuentra en investigación, confirmó el vocero de la PNC, Jorge Aguilar. Sin embargo, explicó que los agentes que habrían participado en el supuesto cobro de soborno, ya se encuentran bajo resguardo policial.

De acuerdo con el parte al que Soy502 tuvo acceso, los capturados son los agentes David Salomón Pérez y Erick Romeo Ramírez López, quienes están recluidos en el Seguro Social, debido a que presentan heridas de arma de fuego.

  • NO DEJES DE LEER:

Comentar
cerrar