• Comunidad

Así sobrevivió un bombero a la erupción del Volcán de Fuego

  • Por José David López
Esta es una de las fotografías que tomó el bombero que sobrevivió a la erupción del volcán. (Foto: cortesía/Bayron Duarte)

Esta es una de las fotografías que tomó el bombero que sobrevivió a la erupción del volcán. (Foto: cortesía/Bayron Duarte)

El Volcán de Fuego no solo cubrió a las comunidades que lo rodean, también envolvió al Volcán Acatenango, el lugar en el que se encontraba un bombero junto a sus compañeros cuando ocurrió la erupción.

El bombero Byron Curiales Duarte pensó que este domingo sería el último de su vida, lo pensó mientras se refugiaba al lado de un pino y todo desaparecía a su alrededor: los rostros de su compañeros, los árboles, el camino y la esperanza de sobrevivir. "Todo era gris, oscuro".  Era la nube de ceniza y otros sustancias que expulsaba el Volcán de Fuego. 

Curiales Duarte con otras 13 personas se encontraban en el Volcán Acatenango en busca de Luis Fernando Moncada, que días atrás desapareció y a quien encontraron sin vida en lugar. La intención de los socorristas y guías locales era descender junto al cuerpo, pero la explosión lo impidió.

El bombero registró parte de la erupción:

Era el mediodía cuando llegaron al cráter del Volcán Acatenango, desde donde avistaron las primeras fumarolas y escucharon los retumbos del Volcán de Fuego. No imaginaron que más tarde la furia del volcán los alcanzaría. 

"Nos abrazamos, le pedíamos a Dios que nos lograra sacar de ahí, nos sentíamos desconsolados", narra este lunes Curiales por medio de una llamada telefónica, una conversación que mantiene mientras baja del Volcán Acatenango, a donde regresó por el cuerpo de Moncada. 

Este el grupo con el que el bombero buscaba al hombre desaparecido. Fue tomada este domingo mientras ascendían el Volcán Acatenango. (Foto: Byron Curiales)
Este el grupo con el que el bombero buscaba al hombre desaparecido. Fue tomada este domingo mientras ascendían el Volcán Acatenango. (Foto: Byron Curiales)

Antes de que la nube expansiva del Volcán de Fuego llegará hasta Curiales Duarte, decidieron refugiarse en una suerte de cueva, pensaban que la cenizas y piedras dejarían de caer. Pero luego se comunicaron con otros socorristas que les indicaron que "todo se oscurecería" y que no podrían salir. 

Fue así que decidieron emprender su huida que finalizó en el pino en el que se resguardaron por lo menos una hora sin señal telefónica, con miedo. "Estábamos asustados, todos llorábamos, pero teníamos la fe en Dios, en que saldríamos vivos", dice Curiales todavía con la voz cortada. 

  • LEE TAMBIÉN:

Cuando la densidad de la nube disminuyó decidieron continuar con su camino, ya eran un poco más de las cuatro de la tarde. Deshidratados y golpeados lograron llegar hasta el campamento La Tropicana, donde fueron recibidos por otras personas. 

04 de junio de 2018, 14:06

Comentar
cerrar