• Voces

Baldizón y Sinibaldi: el #PactoDeCorruptos original

  • Por Dina Fernández
Baldizón y Sinibaldi actuaron en conjunto, tuvieron una alianza en la elección de Cortes en 2014. (Ilustración: Archivo Soy502)

Baldizón y Sinibaldi actuaron en conjunto, tuvieron una alianza en la elección de Cortes en 2014. (Ilustración: Archivo Soy502)

La captura de Manuel Baldizón en Estados Unidos se ejecutó de manera sigilosa, para no alertar al resto de sus aliados y socios, sin tambores ni fanfarria.

Al momento de escribir esta columna, la información oficial es escasa. Apenas sabemos que hay diez órdenes de captura ligadas al caso Odebrecht y que la lista incluye también a otro ex candidato presidencial: el ya prófugo Alejandro Sinibaldi. 

Sin declaraciones ni conferencias de prensa, no escuchamos el estruendo del arranque de este proceso, pero el golpe que las fuerzas de seguridad le han asestado al sistema político es telúrico. Se los digo desde ya: aquí no se salva nadie (o casi nadie)

Pese a que de cara al público Sinibaldi y Baldizón actuaban como oposición, estas órdenes de captura por el caso Odebrecht confirman que la supuesta animadversión entre el ex ministro de comunicaciones, delfín de los naranjas, y el cacique de Petén y dueño del partido Lider de las corbatas rojas, era puro show.

En el fondo, ambos eran socios, los gestores del #PactoDeCorruptos versión original, el que se repartía la tajada de león del presupuesto nacional de obra gris y transporte, el que eligió y designó a las cortes más incompetentes y corruptas de nuestra historia en 2014 y el que tenía ya arreglado que a Baldizón “le tocaba” en 2015 y al “Sipi”, en 2019.

Los “negocios” grandes, como el de Odebrecht, no podían quedar en manos de solo un grupo político: tenían que salpicar a todo el espectro para mantener la paz.

De hecho, llama la atención que el decreto legislativo que dio vida  al contrato de Odebrecht se aprobó con 108 votos a favor y los viscerales reclamos de Roberto Villate, como música de fondo. Vale la pena recordar que mientras la banda naranja encabezada por Gudy Rivera, Estuardo Galdámez y Emilene Mazariegos se frotaban las manos, Villate gritaba que los diputados habían recibido hasta 250 mil quetzales por dar el visto bueno a los brasileños.

¿Era esta protesta parte del circo legislativo? ¿O acaso Baldizón recibió y no repartió y por eso desde entonces sembró discordia entre los suyos?

Otra duda que espero que disipe el proceso es la falta de órdenes de captura para la UNE. Ese detalle es interesante, porque las negociaciones con Odebrecht iniciaron en el gobierno de Álvaro Colom y 7 diputados de ese partido le dieron la bendición al contrato de Odebrecht. ¿Recibieron coimas los diputados de la UNE? ¿Quién estuvo a cargo de repartir el dinero y quién estará dispuesto, cual Juan Carlos Monzón, a contar esa historia ante los fiscales del MP?

Por las investigaciones internacionales del caso Odebrecht, que ha embarrado a toda América Latina, sabemos que en Guatemala el consorcio brasileño repartió 18 millones de dólares en sobornos. Esperemos que el proceso que arrancó este sábado 20 de enero de 2018 muestre cómo se negoció ese contrato, qué se hizo el dinero y cómo se distribuyó.

Lo sabemos desde 2015: #EstoApenasEmpieza. La pregunta es si nuestra sociedad quiere seguir hasta el final y desmantelar el sistema podrido que nos ha gobernado por años o acomodarse en las ruinas de un nuevo –e insostenible-- #PactoDeCorruptos.

Más de Dina Fernández:

21 de enero de 2018, 13:01

Comentar
cerrar