04/08/2020

  • Vida

Consejos para comer tamales sin aumentar de peso

  • Por Erivan Campos
24 de diciembre de 2019, 08:12
Sigue estos trucos y deléitate con este sabor ancestral sin culparte luego. (Foto: Maya Trails)

Sigue estos trucos y deléitate con este sabor ancestral sin culparte luego. (Foto: Maya Trails)

Para la mayoría celebrar Navidad y Año Nuevo significa comer tamal, pero si te has cuidado todo el año y ahora corres el riesgo de recuperar todo lo que perdiste con unos cuantos tamales presta atención:

Existen de diferentes sabores y colores, y se limita su consumo por su rico contenido en carbohidratos y grasas, pero no tienes por qué quedarte con las ganas, si utilizas algunos trucos para no subir de peso.

 

via GIPHY

 

¿Es cierto que el tamal solo engorda y no alimenta?

Para que un alimento sea nutritivo tiene que aportar no solo calorías sino nutrimentos como carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas, minerales, fibra, etcétera, y que esos nutrimentos guarden una proporción equilibrada entre ellos. Así que si le sacamos una radiografía al tamal, nos encontraremos con un alimento que aporta muchas calorías, con muy poco aporte de proteínas, fibra, vitaminas, minerales y además pueden llegar a ser rico en sodio.

Síguelos al pie de la letra. (Foto la Antigua Guatemala)
Síguelos al pie de la letra. (Foto la Antigua Guatemala)

Sin embargo si quieres disfrutar del sabor sin culpas, sigue estos consejos:

1. Come solo uno

Especialistas de la Escuela de Nutrición de la Universidad Francisco Marroquín nos dicen que un tamal nos aporta unas 500 calorías debido a que tanto el recado como la masa llevan manteca de cerdo. Sabiendo esto, no te pases, uno es suficiente.

2. Dile adiós al pan

Si al tamal le sumas unas 100 calorías de un pirujo, ya harás tus cuentas y si eres de los que te comes una tira de francés en acompañamiento ten aún más cuidado.

3. Elige la versión vegetariana

No nos referimos a que dejes tu tamal favorito de toda la vida. Es decir busca aquellos que sean hechos con manteca vegetal y no animal. Pregunta este detalle antes de pedirlos. De esta manera disminuyes la grasa saturada.

4. Cambia la carne por vegetales

En lugar de carne de cerdo, utiliza verduras y vegetales o carnes blancas, o solo huesito para darle sabor. Eso sí, tamal sin carne no es tamal, este punto queda a tu discreción.

5. Comparte

Si caíste en la tentación y quieres probar esta delicia prehispánica, comparte la mitad con tu hijo, amiga, pareja o con algún familiar. Así reduces las calorías y no te quedas con el antojo.

Si los tamalitos se ingieren de forma esporádica no tiene repercusiones en la salud, no obstante, un consumo en exceso favorece el desarrollo del sobrepeso u obesidad. Así que la mejor recomendación sería cuidar las porciones.

 

via GIPHY

 

PARTICIPA EN NUESTRAS MEJORES VOTACIONES:

CONÓCELAS:

MIRA TAMBIÉN: 

NO DEJES DE APOYAR:

Comentar
cerrar