10/08/2020

  • Mundo

Diseñan mascarilla que brilla al detectar coronavirus

  • Con información de Noticieros Televisa.
22 de mayo de 2020, 15:05
Equipo de científicos trabaja en una mascarilla inteligente. (Foto: PxHere)

Equipo de científicos trabaja en una mascarilla inteligente. (Foto: PxHere)

Un equipo de científicos trabaja en una mascarilla que pueda brillar al detectar la presencia del coronavirus (SARS-CoV-2) en quien la use. 

Este proyecto se desarrolla desde 2016 por Jim Collins y un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), quienes crearon un sensor que podía detectar el virus del ébola.

Ahora desarrollaron la misma tecnología para registrar patógenos como el zika, SARS, sarampión, influenza, hepatitis C, el virus del Nilo Occidental y su nuevo objetivo es el coronavirus.

Los sensores del cubrebocas alertarían al usuario acerca de la presencia del virus. Solo basta con estornudar o toser, para que el sensor prenda una luz fluorescente al percibirlo.

Los sensores necesitan la humedad que los cuerpos emiten a través de partículas respiratorias, ya sea por moco o saliva, y deben detectar la secuencia genética del virus.

Este cubrebocas sería más barato que una actual prueba para detectar coronavirus. (Foto: Pixabay)
Este cubrebocas sería más barato que una actual prueba para detectar coronavirus. (Foto: Pixabay)

Collins advirtió que esta mascarilla aún se encuentra en una fase inicial, pero ya están haciendo experimentos con la capacidad de los sensores para detectar el coronavirus en muestras de saliva.

Los resultados son prometedores y el equipo espera demostrar la efectividad del concepto en las próximas semanas.

“Una vez que estemos en esa etapa, será cuestión de hacer pruebas con individuos que estén infectados para ver si ésta funciona en un entorno del mundo real”, expresó. 

Si el producto resulta exitoso, el científico afirma que los sensores podrían sustituir a las pruebas PCR (reacción en cadena de la polimerasa), permitiendo a los médicos diagnosticar a sus pacientes más rápido.

También sería una herramienta útil para que las autoridades de salud puedan optimizar la medición y el control de un brote.

Este podría usarse en los aeropuertos, en al trabajo y en hospitales, cuando los pacientes ingresan a la sala de espera como una prueba previa según explica el experto. 

Actualmente los sensores para el zika, pueden diagnosticar a pacientes en dos o tres horas, aún así, esta es una alternativa más barata y sencilla. 

TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar