• Economía

Guerra comercial entre EE.UU. y China podría beneficiar al país

  • Por Leonel Morales
La imposición de aranceles entre ambas naciones podría ser una ventana de oportunidad para el país a corto plazo. (Foto: ecmweb.com)

La imposición de aranceles entre ambas naciones podría ser una ventana de oportunidad para el país a corto plazo. (Foto: ecmweb.com)

Estados Unidos y China sostienen una guerra comercial desde el pasado 22 de marzo, una situación que podría traer beneficios a corto plazo en Guatemala.

El mayor intercambio comercial entre ambos países radica en el sector tecnológico y metalúrgico, lo que podría tener un efecto positivo en el aluminio y tuberías que se producen en Guatemala. También podría tener incidencia en productos de confección textil y agrícolas.

  • POR SI NO LO LEÍSTE:

Según Jorge Mario García Lara, analista económico de Consultores para el Desarrollo, S.A (Copades), en el corto plazo podría haber un efecto positivo en la economía del país, en la medida en que Estados Unidos le deje de comprar a China productos que puede sustituir el mercado guatemalteco.

"Guatemala tiene poco de qué beneficiarse en exportaciones hacia Estados Unidos. Podría hacerlo en algunos productos de aluminio y tuberías que sí producimos acá" dice el experto.

Por su parte, China está poniendo tarifas en productos agrícolas. Aquí sí podríamos beneficiarnos exportando productos como granos, frutas y tabaco hacia el país asiático
Jorge Mario García Lara
, analista económico de Copades

Sin embargo, el experto señala que a largo plazo, una escalada de guerras comerciales ocasiona una caída de todas las transacciones comerciales a nivel mundial y una reducción en la actividad económica, considerando que se trata de las dos economías más grandes del planeta.

Comercio internacional entre Estados Unidos y China durante 2016 y 2017. (Ilustración: El País)
Comercio internacional entre Estados Unidos y China durante 2016 y 2017. (Ilustración: El País)

Como primer paso para aprovechar la ventana de oportunidades, en junio recién pasado, la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), firmó un convenio de cooperación con la Cámara de Cooperación y Comercio China Guatemala, como una estrategia para fortalecer las relaciones comerciales con el país asiático. 

  • LEE TAMBIÉN:

"Este convenio se debe a que ambas instituciones tienen objetivos comunes (...) tienen interés en sumar esfuerzos para fortalecer y promover las exportaciones y comercio hacia China y buscar posibilidades de colaboración y facilitación de actividades en beneficio del país" dijo en aquella ocasión Amador Carballido, Director General de Agexport.

Guerra comercial también es con México

Charles Hess, analista financiero del Central American Business Intelligence (CABI por sus siglas en inglés), concuerda con García Lara, aunque agrega que la guerra comercial de Estados Unidos no es solo contra China.

La guerra comercial de Estados Unidos también es contra Canadá y México (...) en donde ejerce presión como un medio de negociación para equiparar tratados firmados con anterioridad
Charles Hess
, analista financiero y económico del CABI.

"Si bien las maquilas podrían tener un beneficio con la situación comercial de estos países, Guatemala también podría atraer inversiones chinas, tomando en cuenta que los asiáticos podrían producir aquí y luego exportar sus productos hacia Estados Unidos, considerando que los chinos están evaluando sus costos" dice.

El caso con México afectaría más a la economía nacional. "El principal mercado de los mexicanos es Estados Unidos. Si les saliera más caro vender allá, el país vecino voltearía la vista hacia Centroamérica y Sudamérica" agrega Hess.

El inicio de la confrontación

En cumplimiento a su promesas de campaña de reducir el déficit comercial y proteger las inversiones y el empleo en Estados Unidos, Donald Trump impuso elevados aranceles a China que hizo lo mismo en reciprocidad. 

  • ADEMÁS:

Detienen a la esposa del narcotraficante más poderoso de México

El mandatario estadounidense impuso aranceles sobre productos chinos por un valor de 34 mil millones de dólares, y el país asiático respondió con sanciones iguales, afectando los precios de aproximadamente 1 mil 300 productos que se han vuelto más caros.

El mismo mes, Trump anunció aranceles del 25% para el acero y del 10% para el aluminio mexicano y canadiense en el marco de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC-CAN).

09 de julio de 2018, 19:07

Comentar
cerrar