• Voces

Guía práctica para ser tu propio jefe

  • Por Daniel Herbruger
Antes de lanzarte al agua, sigue estos consejos. (Foto: Servicios)

Antes de lanzarte al agua, sigue estos consejos. (Foto: Servicios)

Si alguna vez has soñado con independizarte, no estás solo ya que de acuerdo con los reportes sobre emprendimiento de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), más del 50% de las personas en el mundo dice que le encantaría fundar una empresa.

Para convertir tu sueño en realidad, toma en cuenta estas cinco preguntas para no ser parte de los innumerables negocios que cierran en el primer año.  

1. ¿Cuál es tu Producto Mínimo Viable? 

Todos quisiéramos comenzar con un local en la mejor ubicación de la ciudad y miles clientes. Sin embargo, cabe recodar que el fundador de supermercados La Torre en Guatemala comenzó vendiendo productos lácteos en bicicleta a las 4 a.m. Él tuvo la sabiduría de iniciar con el Producto Mínimo Viable (Minimum Viable Product, el término en inglés acuñado por Eric Ries).

Si tus amigos dicen que haces los mejores pasteles, ¿qué es lo mínimo que necesitas para comenzar a vender? Antes de alquilar el local, prueba un anuncio en internet, en el trabajo o llama a un alquifiestas para ofrecer tu producto. Este proceso te va a retroalimentar sobre tu idea.

2. ¿Ya hiciste tu plan de negocios?

Si bien puede este proceso puede sonar intimidante y muy formal, el ejercicio te va a ayudar a clarificar y entender bien el emprendimiento que quieres hacer. 

Usa la guía de la Oficina para Pequeños Negocios auspiciada por el gobierno de los Estados Unidos (Small Business Administration) que te muestran a detalle los elementos que tu plan de negocios debe incluir. Haz click aquí

3. ¿Qué es lo único garantizado en un negocio?  

Mark Cuban, dueño de los Mavericks de Dallas dice lo siguiente: “Si comienzas un negocio con deuda eres un tonto. Iniciar un negocio implica demasiada incertidumbre y la única certeza que te va a acompañar por siempre si sacaste un préstamo es que lo tienes que pagar pase lo que pase”.

Una vez hayas validado tu servicio o producto y deseas expandirte, puedes considerar algún financiamiento, pero no antes. Busca otras opciones para lanzarte.

4. ¿Quieres ser empleado y jefe a la vez? 

Popularmente se piensa que el jefe tiene más tiempo libre y menos responsabilidades pero pregúntale a por lo menos cinco empresarios y vas a confirmar que ahora trabajan más que cuando eran empleados. Al iniciar tu negocio, pasarás a tener varios jefes, mejor conocidos como tus clientes y entre más jefes, más personas a quien responder. Asegúrate de saber si esto es lo que quieres. 

5. ¿Cómo va a afectar tu vida este proyecto? 

Es fácil ceder el tiempo que usas para estar con tu familia, ejercitar, dormir y compartir con tus amigos, si quieres que tu negocio despegue. Sin embargo, recuerda al tipo que pasó toda una vida construyendo un patrimonio para luego gastarlo en hospitales para reparar su salud, psicólogos para sus hijos y abogados para poner fin a un matrimonio fracasado. ¿Cómo evitarás que esto te pase a tí?

Más de Daniel Herbruger:

13 de agosto de 2018, 16:08

Comentar
cerrar