25/06/2021

  • Seguridad y justicia

Jefe de la Rueda del Barrio 18 amenazó a exjefe de la SAT

  • Por Evelyn De León
22 de mayo de 2021, 18:05
Juan Francisco Solórzano Foppa está amenazado de muerte por "el Lobo". (Fotos: archivo/Soy502) 

Juan Francisco Solórzano Foppa está amenazado de muerte por "el Lobo". (Fotos: archivo/Soy502) 

El jefe de la “Rueda” del Barrio 18, Aldo Ochoa Mejía alias “el Lobo”, es el reo que amenazó a Juan Francisco Solórzano Foppa en la cárcel de Matamoros, confirmó el Sistema Penitenciario (SP), y el equipo legal que defiende al exjefe de la SAT.

EN CONTEXTO: Presidios traslada a Juan Francisco Solórzano Foppa al Mariscal Zavala

Juan Francisco Solórzano Foppa fue capturado el miércoles 19 de mayo, y la madrugada del 20, un juez de turno resolvió enviarlo a la cárcel Matamoros, con el argumento de que corría "menos riesgo". 

Sin embargo, el viernes 21 de mayo, el jefe de la Rueda del Barrio 18, Aldo Dupie Ochoa Mejía, alias “el Lobo”, quien se encuentra recluido en ese penal, amenazó de muerte a Foppa.

De acuerdo a la versión del abogado defensor de Solórzano Foppa, que es el exministro de Gobernación, Francisco Rivas, Aldo Dupie aprovechó su salida de la bartolina para la hora de tomar el sol y se acercó lo más que pudo al área administrativa, donde se encontraba el exjefe de la SAT.

Al estar cerca empezó a gritarle insultos y a amenazarlo de muerte. “No vas a salir vivo”, le gritó “el Lobo” a Solórzano Foppa.

Área de bartolinas de uno de los sectores de Matamoros. (Foto: archivo/Soy502)
Área de bartolinas de uno de los sectores de Matamoros. (Foto: archivo/Soy502)

Junto al jefe de pandillas se encontraban otros tres reclusos. Se trata de Rudy Francisco Alfaro Orozco “Smurf”, Daniel Rodríguez, alias “Happy”, y José Galindo, alias “Criminal”, recordó Rivas, quien aseguró que la información la obtuvo al visitar a su cliente en Matamoros. 

LEE TAMBIÉN: Presidios traslada de prisión al Smurf junto a su mascota

ADEMÁS: Trasladan al jefe de la Rueda del Barrio 18 a Matamoros

Un informe del Sistema Penitenciario explica que Solórzano Foppa no fue extorsionado ni se le solicitó talacha. Lo que se evidenció son las amenazas proferidas por “el Lobo”.

Las amenazas también van en contra de Aníbal Argüello, exempleado del Ministerio Público (MP) y de la extinta Comisión Internacional Contra la Corrupción y la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Mientras que José Miguel Quintanilla Castillo, exdiputado del Parlacen, mencionó a personal de Presidios que le preocupa que los reos lo vinculen con Solórzano Foppa y Argüello, ya que no ha tenido nada que ver con las investigaciones realizadas por ambos.

"Lobo" en una foto de archivo de la última ocasión que fue traslado a tribunales.
"Lobo" en una foto de archivo de la última ocasión que fue traslado a tribunales.

Estar en prisión es un riesgo

La seguridad de Juan Francisco Solórzano Foppa está en riesgo, afirma Francisco Rivas, uno de sus abogados defensores: “Donde esté va a correr riesgos, a donde lo envíen, su vida va a estar en peligro y el responsable será el Estado de Guatemala y las autoridades del sistema de justicia, por esa circunstancia”, expresó.

El equipo legal ha presentado dos exhibiciones personales, solicitando que se impongan medidas de seguridad para los tres sindicados, pero no han tenido respuesta.

Lo idóneo, dice Rivas, es que la audiencia de primera declaración se realice lo antes posible, para resolver la situación legal de su defendido y los otros dos acusados.

Accionan

El Grupo de Apoyo Muto (GAM) presentó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una petición para que se otorguen medidas cautelares a Solórzano Foppa.

La petición es para exigirle al Ministerio de Gobernación, a través de Presidios, que garantice la seguridad y derechos.

El Procurador de Derechos Humanos, Jordán Rodas, también llamó a las autoridades a garantizar la seguridad del exjefe de la SAT.

Por su parte, este sábado, el director de Presidios ordenó el traslado de Solórzano Foppa, Argüello y Quintanilla a la cárcel Mariscal Zavala. Permanecerán en un modulo de reciente construcción, aislados del resto de la población reclusa.

Comentar
cerrar