*Causa ajena al COVID-19

  • Mundo

Joven tejedor indígena llevará huipiles a un desfile en New York

  • Por Soy502
18 de enero de 2020, 18:01
Irá al desfile American Indian Fashion Through the Feathers el 2 de febrero en Nueva York. (Foto Presencia noticias)

Irá al desfile American Indian Fashion Through the Feathers el 2 de febrero en Nueva York. (Foto Presencia noticias)

Alberto López Gómez, de Aldama, Chiapas, es un hombre indígena, de 31 años, que a los 25, le puso fin a sus días de agricultor para declararle la guerra al machismo y dedicarse a lo que realmente le gusta: diseñar y tejer.

A pesar de que se enfrentó a las críticas de su pueblo, pues en la comunidad tzotzil el oficio de tejedor es considerado exclusivamente para mujeres, logró abrirse paso al desfile American Indian Fashion Through the Feathers, que se llevará a cabo el 2 de febrero, en Nueva York.

 

Los hombres también pueden tejer

Desde el momento en que externó su deseo de aprender el oficio, Alberto se enfrentó a las críticas y para él se volvió común escuchar que "los hombres pertenecen al campo y las mujeres al telar". Sin embargo, esto no lo detuvo y se aferró a su derecho de aprender.

Su madre jugó un papel muy importante en su desarrollo como artesano, pues luchó a su lado contra los estereotipos y le enseñó a tejer. 

 

Superar los roles

El camino fue difícil, las personas murmuraban a sus espaldas, inventaban chismes, se burlaban de él y juzgaban duramente su pasión, a tal punto que Alberto se recluyó en su casa para laborar, lejos de la mirada pública. Sin embargo no dio marcha atrás con su sueño.

El arte no tiene género, y él, con sus manos, hace verdadero arte; es como pintar un cuadro con hilo que, luego, se cuelga en el cuerpo.

En medios locales, Alberto López ha comentado que algunos de sus sueños son dar a conocer al mundo su catálogo de prendas, escribir un libro y rescatar, preservar y difundir las técnicas ancestrales del tejido.

En 2019, la Red Alemana para los Derechos Humanos en México, contó la historia del talentoso hombre en un video que llegó a los ojos correctos, pues lo contactaron para exponer su trabajo en la Universidad de Harvard y, en la mismísima Semana de la Moda de Nueva York.

Además tiene en puerta la oportunidad de viajar a Europa para poner en alto sus creaciones.

 

Todo un emprendedor

Alberto creó su propia marca de ropa artesanal llamada K’uxul Pok’, que se sostiene gracias a la labor de 150 mujeres que colaboran en la creación de los diseños.

Para el pueblo tzotzil y demás comunidades indígenas, la ropa no es simple moda. Cada hebra está meticulosamente pensada para representar su cosmovisión, y las figuras plasmadas simbolizan la naturaleza, la cultura, la familia, la comida y la vida en general. Para el artesano es como vestir un libro.

*Con información de Milenio

MÁS NOTICIAS:

CONÓCELAS:

Comentar
cerrar