• Economía

Si perdiste el interés en el trabajo, esto puede estar pasándote

  • Por Soy502
La pérdida de interés no implica que el trabajador sea malo o que ya perdió sus habilidades. (Foto: Pixabay)

La pérdida de interés no implica que el trabajador sea malo o que ya perdió sus habilidades. (Foto: Pixabay)

Empezaste un nuevo trabajo, el entusiasmo se te nota. Das el ciento por uno de ti, te quedas horas extra sin importarte la remuneración, llegas temprano, incluso dejas por un lado tu vida social. Pero con el tiempo perdiste el ímpetu y la energía. ¿Qué pasó?

La pérdida de interés no implica que seas malo o que perdieras tus habilidades. Puede que estés sometido a una tristeza interna que te impide ser el mismo del principio.

Los motivos más usuales son la falta de estabilidad, el no recibir apoyo ni palabras de aliento y la remuneración económica, además de una rutina diaria sin retos ni aspiraciones.

¿Ya identificaste qué te molesta? La costumbre, la monotonía y la inseguridad de no tener un trabajo estable pueden lograr corromper la motivación de cualquier persona.

  • LEE TAMBIÉN:

¿Cómo se puede recuperar el interés por el trabajo?

Para recuperar el interés perdido, los expertos recomiendan preguntarte qué te motivaba diariamente a ser el mejor, recordar la actitud con la que iniciaste el primer día de trabajo. La ilusión y los nervios de las entrevistas, los retos que vencías a diario y la satisfacción cuando tus tareas eran elogiadas por otros.

La empresa también ha de darte alicientes que favorezcan esa recuperación. Uno de los detalles que más se agradecen y que pueden ayudar a recuperar esa ilusión es tener facilidades para conciliar la vida personal con la vida laboral.

  • ESTO TAMBIÉN TE INTERESA:

Si te sientes muy presionado, habla con tu jefe inmediato y trata de llegar a un acuerdo para que tu horario sea más flexible. Por ejemplo, alargar los fines de semana y que algún viernes por la tarde no tengas que ir a trabajar. O permitir que, en determinadas ocasiones, puedas trabajar desde casa (si el tipo de trabajo lo permite).

Facilitar información al trabajador de cómo va la empresa y qué camino es el que sigue también permite que el empleado se sienta partícipe de los éxitos de la compañía. Además, unas palabras de ánimo por parte de tus jefes serían de gran ayuda cada vez que lo amerite el caso.

*Con información de Forbes

15 de octubre de 2018, 10:10

Comentar
cerrar