18/09/2020

  • Ciencia

¿Será un castigo bíblico? Revelan el origen del Coronavirus

  • Por Soy502
24 de enero de 2020, 01:01
El origen animal del virus es impensable. (Foto: Periodical 320)

El origen animal del virus es impensable. (Foto: Periodical 320)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha nombrado el nuevo coronavirus “2019-nCoV” y este tiene en vilo al mundo entero, ha cobrado ya 17 vidas humanas. Un nuevo estudio lanza su posible origen y los científicos alrededor del mundo comienzan a aceptarlo, quizá ese sería el primer paso para controlarlo o eliminarlo.

El inesperado origen

Según el último estudio, el virus saltó de la “krait taiwanés” o “cobra china” a los humanos. Esto lo reveló el análisis de la secuencia genética del virus. Tal cual lo lees, incluso podría sonar a castigo bíblico, las serpientes podrían ser el foco que originó el coronavirus y que ha desencadenado un brote de la enfermedad respiratoria infecciosa mortal en China. 

“krait taiwanés” o “cobra china” (Foto Nius)
“krait taiwanés” o “cobra china” (Foto Nius)

La serpiente krait con muchas bandas (Bungarus multicinctus)

Se le conoce también como krait taiwanés o krait chino, es una especie altamente venenosa que vive en gran parte del centro y sur de China y el sudeste asiático.

CONÓCELA:

 

El estudio

Los científicos chinos aislando muestras del virus en pacientes infectados, determinaron el código genético del virus y utilizaron microscopios para fotografiarlo. El patógeno responsable de esta pandemia mutó a un nuevo coronavirus que probablemente saltó de esta variedad de serpientes a los humanos, según han publicado diferentes medios especializados en ciencia. 

via GIPHY

 

Las autoridades hablan de casi 600 infectados. Hong Kong, Macao, Taiwán, Estados Unidos, Japón, Corea del Norte y Tailandia han reconocido tener al menos un enfermo y la OMS estudia la declaración de la emergencia internacional por la epidemia infecciosa que amenaza extenderse sin control.

 

 

*Con datos de El Financiero

MÁS NOTICIAS:




CONÓCELAS:

Comentar
cerrar