18/01/2021

  • Economía

Tres propuestas para modificar el presupuesto 2021

  • Por Dina Fernández
23 de noviembre de 2020, 14:11
La Junta Directiva del Congreso y sus aliados ofrecieron "archivar" el Presupuesto cuestionado de 2021. 

La Junta Directiva del Congreso y sus aliados ofrecieron "archivar" el Presupuesto cuestionado de 2021. 

La ley establece que el presupuesto anual del Estado debe quedar aprobado antes del 30 de noviembre. Las tres propuestas para cumplir con este requisito y salir de la crisis institucional.

⭐️ Síguenos en Google News dando clic a la estrella

Para preservar la estabilidad macroeconómica y contar con un presupuesto fiscalmente responsable, lo que se requiere es voluntad política, aseguran tres economistas consultados. Propuestas técnicas para hacer ajustes en el presupuesto 2021, existen.

1. Eliminar los "bolsones"

"Quitar los rubros innecesarios y opacos", esa es la primera solución para el analista económico de la Universidad Rafael Landívar, Erick Coyoy, especialmente los "bolsones de corrupción".

Entre estos, uno de los más evidentes para el economista son los 950 millones de quetzales adicionales dedicados a los Consejos Departamentales de Desarrollo, Cocodes, que en total recibieron cerca de 3.3 millardos de quetzales en el presupuesto cuestionado de 2021. "Ellos ya reciben el IVA paz", justificó, "esto que les dieron ahora es innecesario".

Coyoy indica que el Seguro Escolar también se puede y debe eliminar. "No se justifica, son más de 300 millones de quetzales y los niños ni siquiera están yendo a la escuela". Agrega el experto que el presupuesto del ministerio de educación para 2021 incluye un aumento que ronda los 800 millones de quetzales que muy posiblemente correspondería a un incremento salarial ya negociado con el sindicato de maestros. "Todos los trabajadores de instituciones privadas hemos enfrentado una reducción de ingresos, eso le tocaría al sector público también, no es momento de hablar de aumentos", sentenció.

El economista concluyó enfatizando que Guatemala no debe seguir sufragando los gastos de funcionamiento, como pago de salarios, con deuda pública. "No podemos caer en esa dinámica perversa", afirmó. "Quitarse esos gastos recurrentes luego se vuelve muy complicado".

Coyoy finalizó diciendo que lo más sano para la economía sería adecuar el presupuesto de 2021 al de 2019, pues los niveles de ingresos tributarios reales serán similares a los de ese año. "Dos calificadoras de riesgo ya se pronunciaron porque están previendo un deterioro si no corregimos el rumbo", concluyó.

2. No más excepciones y rebaja salarial del 20%

Con el último punto mencionado por Coyoy concuerda el reconocido catedrático Hugo Maúl, quien indicó que el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales, CIEN, emitió ya una serie de recomendaciones para responder a la crisis política. Puedes conocer la propuesta completa aquí:

Entre ellas, la principal observación es que la Ley Orgánica del Presupuesto prohíbe claramente usar deuda pública para sufragar gastos corrientes u operativos y esto se debe cumplir.

"Es una pésima práctica tener una norma general y no permitir que funcione en base a excepciones, cada vez que se aprueba un nuevo presupuesto", aseguró Maúl, al explicar que con solo obedecer esta norma, contenida en el artículo 61 de la Ley Orgánica del Presupuesto, se ahorrarían unos 8 mil millones de quetzales. "Si no  que tengan el valor de reformar la ley y quitar esa linea", fustigó.

Adicionalmente, Maúl indicó que el gobierno podría revisar a la baja la remuneración de los empleados públicos y hacer un recorte general en los salarios del 20%. "Es lo que están haciendo los gobiernos en el resto del mundo", opinó. 

3. Usar el presupuesto de 2020 sin ampliación

"Conservar el presupuesto de 2020 sin la ampliación de 20 mil millones que se hizo por la emergencia del Covid-19 es lo más fácil y rápido", indicó Miguel Gutierrez, ex jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria, SAT, Miguel Gutiérrez.

Para el analista, el riesgo del déficit constituye el peligro económico mayor. Ante la grave crisis política que vive el país, solo retrotraer el presupuesto al instrumento vigente, sin la ampliación, se podría iniciar el año sin poner en peligro la estabilidad macro económica del país.

Comentar
cerrar