26/11/2020

  • Vida

Enjuague bucal evitaría contagio de coronavirus, según estudio

  • Con información de La Vanguardia
22 de mayo de 2020, 07:05
Este hábito de higiene personal podría proveer de un mecanismo de defensa a las personas. (Foto: Freepik)

Este hábito de higiene personal podría proveer de un mecanismo de defensa a las personas. (Foto: Freepik)

Uno de los productos de limpieza personal que más se utiliza en los hogares es el enjuague bucal, el cual contiene alcohol y podría ser una excelente herramienta para combatir el coronavirus.

Un grupo de científicos de diferentes disciplinas ha revisado la investigación en el ámbito del lavado bucal, para valorar el potencial de algunos compuestos que se utilizan en colutorios para reducir la transmisión del SARS-CoV-2 en las primeras etapas de la infección.

Los resultados han sido publicados en la revista de fisiología Function.

Entre los participantes está el virólogo Albert Bosch, docente de la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona y presidente de la Sociedad Española de Virología, además de especialistas en lípidos, microbicidas y expertos en salud de las universidades de Cardiff, Nottingham, Colorado , Ottawa y Cambridge. También participó la industria facilitando información sobre la formulación de los colutorios.

“Es un estudio que ha revisado productos que hay en el mercado y muchos contienen alcoholes y otras sustancias viricidas, así que podrían ayudar a inactivar el virus. Habría que estudiar su efecto en el coronavirus, pero con otros virus de este tipo se ha visto en diversos estudios que tiene un efecto sobre ellos”, dijo Bosch al portal de La Vanguardia.

El SARS-CoV-2 es un virus envuelto en una membrana de grasa lipídica. Una de las estrategias que han planteado los científicos para inactivar el virus en la garganta, es dañar esta membrana.

Estudios previos han mostrado que los agentes que hay habitualmente en los colutorios bucales, tales como cantidades bajas de etanol, povidona yodada y cloruro de cetilpiridinio, podrían degradar las membranas lipídicas que rodean los virus.

“Nosotros no decimos que esto cure ni que sea la solución definitiva, solo que puede ser útil. Tampoco entramos en si unos son más recomendables que otros para el esmalte dental”, advierte Bosch, quien añade “que no deben usarse a discreción, sino en el uso habitual y en la dosis recomendada en cada producto”.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar