29/09/2020

  • Mundo

Italia: Niña prisionera del Covid da positivo tras cuatro meses

  • Con información de infobae
21 de julio de 2020, 17:07
La pequeña sigue dando positivo pese a haberse librado de la enfermedad en marzo. (Foto: Freepik)

La pequeña sigue dando positivo pese a haberse librado de la enfermedad en marzo. (Foto: Freepik)

Una pequeña niña de cuatro años vive un tormento en su casa en San Floriano, Italia, al permanecer aislada en su casa debido al coronavirus. La menor superó el coronavirus hace cuatro meses, pero sus exámenes siguen dando positivo, según contó su madre al periódico Corriere della Sera.

La pequeña Forza no ha presentado síntomas de la enfermedad, no ha contagiado a ninguno de sus familiares y conocidos, además desarrolló anticuerpos, pero cada vez que se le practica una prueba el resultado arroja un leve positivo.

“Se necesita un hisopado doblemente negativo para liberar a mi hija de manera legal, pero ya no quiero someterla a este estrés. La atormentan las pesadillas, se despierta gritando, habla de monstruos y malos médicos”, contó la mujer al diario italiano.

La niña y su familia viven en las afueras de la ciudad de Milán. Ella presentó los primeros síntomas de Covid-19 en marzo, pocos días después algunos familiares tuvieron síntomas similares a la enfermedad, pero al no ser de gravedad, ninguno fue hospitalizado y todos se quedaron en cuarentena voluntaria por más de dos semanas en casa hasta sentirse mejor.

Pero fue el 14 de mayo cuando aparecieron manchas en las manos de la niña. “Tenía miedo, en esos días se hablaba del síndrome de Kawasaki relacionado con Covid en niños”, comentó la mamá. La pequeña fue trasladada a un hospital y el examen resultó débilmente positivo, arrojando también que había desarrollado una gran cantidad de anticuerpos contra dicho virus.

Luego de esa primera prueba se le realizaron otras cuatro en un mes. “Todas dieron resultados contradictorios: débil, negativa, positiva”, explicó la madre. Destacar además que el procedimiento era especialmente invasivo para una niña de cuatro años: había que inmovilizarla para poder introducir los hisopos de algodón en la nariz y boca como parte del examen.

La situación de la niña, a la que se le nombró Forza para mantener su identidad en el anonimato y evitar la discriminación, ha sido muy complicada durante estos cuatro meses.

Debido a las pruebas a las que era sometida la niña, su comportamiento cambió, no quería que la tocaran, se resistía a subir al carro, por lo que su madre decidió que ya no la sometería a más pruebas y llevó el caso de la nena a las autoridades sanitarias de su localidad que posteriormente remitieron el caso al máximo organismo de salud en Italia.

De acuerdo con lo establecido, se requieren dos exámenes negativos después de 24 horas para que se pueda dar por terminada la cuarentena obligatoria, resultado que para la pequeña nunca llegó.

Contactadas varias veces por la madre, las autoridades de salud reconocen que la niña ya no es un peligro para los demás. Sin embargo, nadie se hace cargo de su situación.

“Todos me han confirmado que la niña ya no es contagiosa, pero nadie asumió la responsabilidad de liberarla”, denunció la madre al diario italiano.

A pesar de no tener el resultado negativo, Forza comenzó a salir y a intentar llevar una vida casi normal. Las autoridades fueron informadas y no tuvieron objeciones, aunque el problema volverá a presentarse dentro de poco.

Cuando la niña tenga que ir al jardín infantil, su condición de positiva podría significarle un problema al momento de inscribirse, pues no existen reglas claras sobre los débilmente positivos.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar