27/09/2022

Esto ocurrió con los extrabajadores del Centro de Gobierno de Giammattei

  • Por Jessica Gramajo
01 de marzo de 2022, 05:00
Alejandro Giammattei
Los empleados del Centro de Gobierno fueron colocados en puestos clave de la estructura del Gobierno. (Foto. Shooterstock)

Los empleados del Centro de Gobierno fueron colocados en puestos clave de la estructura del Gobierno. (Foto. Shooterstock)

El Centro de Gobierno fue desintegrado debido a las críticas y señalamientos de realizar la misma labor que la Vicepresidencia, pero sus empleados no se quedaron de brazos cruzados y obtuvieron cargos en diferentes lugares.

OTRAS INVESTIGACIONES:  Acusan a diputado de cobrar comisiones en entidad donde labora su hija

Poco más de un año ha transcurrido desde que el presidente Alejandro Giammattei oficializó el cierre del Centro de Gobierno, el cual era dirigido por Luis Miguel Martínez.

Pero, ¿qué ha pasado con las 21 personas que laboraban en esa instancia y con las personas que lo dirigían?

A pesar de su desaparición, casi la totalidad de los integrantes de esa instancia han sido reubicados en diferentes puestos estratégicos de Gobierno o en varias secretarías, incluso, aquellas que el mismo Giammattei prometió cerrar, como la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS).

El Centro de Gobierno tuvo un costo superior a los 6 millones de quetzales (Q6,241,802) para el Estado, la mayoría de los gastos eran para el pago de salarios y alimentación.

Y, aunque muchos de los integrantes de esta comisión, creada por Giammattei, han sido señalados en varias investigaciones periodísticas, volvieron al Gobierno y siguen allí sus labores, muchos de ellos, por su cercanía con Martínez, ya que algunos estudiaron junto con él en la Universidad.

Luis Miguel Martínez Morales

Fue el director del Centro de Gobierno. Tenía un salario de 42,750 quetzales, pese a que tenía pocos meses de haberse graduado de Ingeniero Químico en la Universidad de San Carlos de Guatemala y que su única experiencia laboral consistía en haber sido asesor en el Congreso, contratado por el ahora ministro de Desarrollo Social, Raúl Romero.

En la actualidad no figura en ningún cargo público del Gobierno.

Mynor Alfonso De la Rosa Palacios

Fungió como Director Administrativo y Financiero del Centro de Gobierno, luego de conocer a Luis Miguel Martínez en la Facultad de Ingeniería, donde estudiaron juntos. En ese tiempo tenía un salario de 25,625 quetzales mensuales.

Antes de obtener un cargo en el Gobierno, representó a los estudiantes sancarlistas ante el Consejo Superior Universitario, tiempo en que logró conectarse dentro de la Municipalidad de Guatemala, donde se desempeñó en el área de planificación devengando 10 mil quetzales mensuales.

Al disolverse la Comisión creada por Giammattei, fue acogido en la Secretaría Privada de la Presidencia como Subdirector Administrativo. Su juramentación en su nuevo cargo fue el 8 de enero del 2021.

Ahora devenga al mes casi 42 mil quetzales (Q42,898), pero no es su único ingreso, ya que el presidente Giammattei lo designó como “Miembro Propietario” en la Empresa Guatemalteca de Telecomunicaciones (Guatel), en donde percibe 2,208 quetzales como dietas cada vez que sostienen una reunión, solo en 2021 se logró constatar que sostuvieron cuatro encuentros, por lo que recibió 8,832 quetzales.

Lizett Marie Guzmán Juárez

Luego de laborar en el Ministerio de Finanzas, en la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesan), el Ministerio de Desarrollo Social y en una fundación financiada con recursos de España, la mujer de 35 años fue contratada en Centro de Gobierno como Directora de Prioridades Presidenciales, devengando un salario mensual de 25,625 quetzales.

Al desintegrarse el Centro de Gobierno fue nombrada contratada en la Secretaría Privada de la Presidencia, pero no duró mucho, ya que en marzo fue nombrada como Subsecretaria en la Sesan, donde devengó 34,398 quetzales mensuales.

A los pocos meses, fue nombrada como Secretaria en la Sesan, devengando 41,125 quetzales al mes.

Ella también conoció a Martínez en la Facultad de Ingeniería, donde cursó una maestría.

María Aurora Fernández Bonilla

Después de trabajar durante 18 años en el Instituto de la Defensa Pública Penal como defensora pública, se postuló como magistrada para las Cortes de Apelaciones en el 2019, pero no fue electa.

Luego fue contratada en el Centro de Gobierno como Directora de Políticas Públicas, ganando un salario mensual de 22,625 quetzales.

Ahora labora en la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) como asesora, en donde tiene un salario al mes de 14,125 quetzales.

Luz Marina Pérez Contreras

Durante el tiempo de Jimmy Morales se desempeñó como directora de la Secretaría de Planificación y Desarrollo Institucional (Segeplan), pero antes estuvo en el Ministerio de Salud y en el Consejo Económico y Social de Guatemala y en la Comisión Presidencial de Derechos Humanos (Copredeh).

Llegó al Centro de Gobierno como Jefa de Planificación, con un salario mensual de 20,625 quetzales, pero ahora se desempeña como Directora de Planificación en la Secretaría de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia con un ingreso mensual de 20,625 quetzales.

Óscar Alberto Cano Pineda

Anteriormente probó suerte con la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), período en el que laboró en la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia en el área de logística.

Fue contratado como Asesor Técnico en el Centro de Gobierno, devengando 20 mil quetzales mensuales, ello después de haber trabajado en la campaña de Alejando Giammattei, en donde llegó a representar al partido VAMOS como Secretario General y Representante Legal, según consta en varios documentos legales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), así como financista de ese partido político.

De acuerdo con el portal de Guatecompras, su hermano, Oscar David Cano Pineda, fue contratista del Gobierno, hasta el 1 de febrero cuando falleció, y por su cercanía a los altos mandos, el Gobierno publicó una esquela en la que lamenta su fallecimiento.

Ahora, Cano Pineda se desenvuelve como Jefe de Protocolo de la Presidencia, cargo bajo la dirección de la SAAS, con un salario mensual de 18 mil quetzales.

Pedro Antonio Rosal Pol

Se desempeñó como Delegado Presidencial ante el Ministerio de Agricultura, cuando estaba en el Centro de Gobierno, lugar en el que tenía un salario de 21 mil quetzales mensuales.

Ahora labora en la Secretaría Privada de la Presidencia devengando al mes 22 mil quetzales.

Felipe Armando Aguilar Marroquín

Llegó al Gobierno de Giammattei como Delegado Presidencial del Ministerio de Cultura y Deportes, cuando trabajaba en el Centro de Gobierno, con un salario mensual de 20,625 quetzales.

Al salir esa comisión el 1 de septiembre, duplicó sus ingresos, ya que fue nombrado como Ministro de Cultura, con un salario mensual de 42,125 quetzales.

Durante su mandato en esa dependencia, ha sido señalado de corrupción, sobrevaloraciones en algunos proyectos y hasta de comercializar piezas históricas de los mayas.

Marco Alejandro Pérez Toribio

Llegó al Centro de Gobierno por su amistad con Miguel Martínez, a quien conoció en la Facultad de Ingeniería. Fue nombrado Delegado Presidencial en el Ministerio de Desarrollo Social, pese a que su pericia había consistido en la asesoría en el Congreso. En esa instancia devengaba 20,625 quetzales.

Aunque sus ingresos se incrementaban, ya que fue nombrado como representante del estado ante el Instituto de Fomento Municipal, donde percibió dietas hasta diciembre del 2021. Según las constancias, por cada sesión se paga un total de 2 mil quetzales, solo en diciembre él recibió 4 mil quetzales.

Al salir del Centro de Gobierno, fue contratado también en la Sesan con un salario mensual de 22 mil quetzales, pero allí estuvo hasta marzo, ahora fue nombrado Subsecretario de Asuntos Políticos de la Secretaría Privada de la Presidencia, donde tiene un salario mensual de 33,788.71 quetzales.

Nery Martín Méndez y Méndez

Era el Delegado Presidencial ante el Ministerio de Ambiente, con un salario al mes de 20,625 quetzales, luego de laborado en instituciones privadas y de ser propietario de la empresa Servicios de Ingeniería Civil y Sanitaria (SICSA).

Ahora se desempeña como Viceministro del Agua en el Ministerio de Ambiente, devengando 37,333.33 quetzales, lo que lo llevó a representar a Guatemala en conflictos como el de la contaminación del Río Motagua, en Honduras.

Juan Carlos Pérez Morales

Aunque ha sido proveedor del Estado a través de su empresa Las Azulinas, no fue impedimento para ser contratado como Delegado Presidencial en el Ministerio de Finanzas Públicas, cuando estaba en Centro de Gobierno, donde tenía un salario de 21 mil quetzales mensuales.

Ahora labora como Director Administrativo de Guatel, con un salario mensual de 45 mil quetzales, por lo que duplicó sus ingresos.

Roberto Orellana Valdéz

Fue Asesor Jurídico cuando estaba en Centro de Gobierno, con un salario de 21 mil quetzales. Antes había trabajado en la Superintendencia de Administración Tributaria, en el Congreso y en el Ministerio de Gobernación.

Al desintegrase la comisión, Giammattei buscó un espacio y fue contratado en el Fondo para el Desarrollo de la Telefonía (Fondetel), donde tiene un ingreso mensual de 15 mil quetzales como asesor.

Carlos Enrique Franco Urzúa

El haber sido señalado en una de las investigaciones de la Comisión Internacional contra la Impunidad (CICIG) no fue un impedimento para ser nombrado como Delegado Presidencial del Ministerio de Gobernación, con un salario mensual de 22 mil quetzales.

Al salir del Centro de Gobierno, fue nombrado como Primer Viceministro de Gobernación, encargado del área de seguridad y, es el responsable de tomar el mando cuando esté ausente la autoridad superior. Tiene un salario mensual de 31,398 quetzales.

Allan René de León Vela

Después de trabajar en el Instituto Guatemalteco de Turismo, fue nombrado Jefe de Informática en el Centro de Gobierno, con un salario de 20,250 quetzales.

Ahora se desempeña como Asesor en la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia (SAAS), devengando al mes 15 mil quetzales.

Juan José Barrios Taracena

Fue candidato a diputado y financista del partido político de Alejandro Sinibaldi, quien enfrenta varios procesos legales en donde se le señala de corrupción.

Pese a ello, fue contratado en Centro de Gobierno como Delegado Presidencial del Ministerio de Relaciones Exteriores ganando 20,625 quetzales al mes.

Aunque su mayor pericia la ha tenido como embajador de Guatemala ante El Salvador, Costa Rica, Países Bajos y Uruguay, ahora labora como asesor en la Secretaria Técnica del Consejo Nacional de Seguridad, con un salario al mes de 20 mil quetzales.

María Eugenia Del Rosario De León Quiñónez

En Centro de Gobierno se desempeñó como Delegada Presidencial del Ministerio de Educación, devengando un salario al mes de 20,625 quetzales, luego de haber sido la presidenta de la Asociación Pro Bienestar de la Familia (Aprofam).

Aunque al dejar la comisión dirigida por Miguel Martínez fue nombrada como Secretaria de Seguridad Alimentaria y Nutricional de la Presidencia (Segeplan), con un salario de 41,125 quetzales al mes, dejó el cargo, para que lo asumiera otra de sus excompañeras del Centro de Gobierno y hasta ahora no figura en ningún listado del Gobierno.

Melvin Ernesto Quijivix Vega

Siendo Ingeniero Mecánico, llegó al Centro de Gobierno como Delegado Presidencial del Ministerio de Energía y Minas, con un salario mensual de 20,625 quetzales.

Anteriormente había sido asesor en los ministerios de Economía, Energía y Minas; y en el Instituto Nacional de Electrificación (INDE) y en la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE).

En la actualidad el Consejo Directivo del instituto Nacional de Electrificación (INDE), lo eligió como presidente, por lo que dejó el cargo que tenía como director titular de Segeplan.

Pablo Antonio Ramírez Leal

Fue Delegado Presidencial del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social con un salario de 20,625 quetzales mensuales.

Aunque tiene pénsum cerrado como Médico y Cirujano, se ha desempañado más en el área de proyectos de desarrollo y de infraestructura, así como en la atención de su empresa familiar: Mundial de Servicios, la cual ha sido proveedora del Estado.

Ahora trabaja como asesor en la Sesan, con un salario mensual de 22 mil quetzales.

Mientras que su hermano, Salvador Francisco Ramírez Leal, se jacta de ser amigo de Giammattei, razón por la que fue financista de los dos partidos que impulsaron al mandatario en las últimas dos candidaturas presidenciales.

Además, el sobrino de Ramírez Leal, Salvador Humberto Ramírez Díaz, fue candidato a diputado por Listado Nacional del Partido Fuerza en 2015, cuando el candidato presidencial fue Giammattei.

Henry René Valdez Corado

Empezó a trabajar en el Gobierno en 2014, cuando desempeñó varios cargos en el Ministerio de Trabajo y Previsión Social (MINTRAB). Luego fue nombrado como Delegado Presidencial del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, con un salario al mes de 20,625 quetzales.

Tras su salida del Centro de Gobierno no la ha ido tan mal, fue electo como suplente en el Tribunal de Honor del partido Vamos, que impulsó a Giammattei a la presidencia, y ahora trabaja como Asesor en el Ministerio de Trabajo, devengando al mes 22 mil quetzales mensuales.

Angélica Maribel López Cuyán

Antes del Centro de Gobierno, trabajó en el Fondo de Desarrollo Social (Fodes) desarrollando actividades administrativas y financieras. Tuvo un salario de 10 mil quetzales mensuales.

Fue nombrada como Secretaria Ejecutiva en la Comisión de Miguel Martínez, devengando 12,250 quetzales mensuales, ahora se desempeña como Secretaria en el departamento de Recursos Humanos del Congreso con un salario de 8 mil quetzales mensuales.

Mayra Leticia Juárez Vallejo

Trabajó como Asistente Administrativa en el Centro de Gobierno, con un salario de 12,250 quetzales mensuales, luego de ser asesora en la Dirección de Recursos Humanos del Congreso de la República.

Al salir del Centro de Gobierno, fue contratada en la Secretaria Privada de la Presidencia, donde presenta servicios profesionales con un salario mensual de 14 mil quetzales.

Francisco Javier Santizo Figueroa

Trabajó como Delegado Presidencial del Ministerio de Comunicaciones en el Centro de Gobierno, devengando al mes 20,625 quetzales.

Aunque durante el gobierno de Jimmy Morales fue viceministro de Desarrollo Social de 2017 a 2018 durante el gobierno de Jimmy Morales, es el único que no figura en ningún cargo de Gobierno, luego de dejar la comisión creada por Giammattei y dirigida por Miguel Martínez.

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar