26/09/2020

  • Salud

La rutina de 10 minutos que despejará tu mente al comenzar el día

  • Con información de Entrepeneur.
04 de septiembre de 2020, 17:09
Los primeros minutos del día determinan qué tan despejada estará tu mente. (Foto: AFP) 

Los primeros minutos del día determinan qué tan despejada estará tu mente. (Foto: AFP) 

Los primeros minutos de tu día son fundamentales para seguir con energía y cumplir las metas que deseas alcanzar. 

Preparar tu mente y cuerpo ayudará a que te mantengas en foco, centralizado con dinamismo. 

El sitio Entrepeneur compartió algunos consejos para que en 10 minutos te cargues de energía, comiences un buen y productivo día: 

1. Hidrátate: 

A primera hora estarás un poco deshidratado porque no has bebido nada durante ocho horas. Tomar un vaso de agua es una excelente manera de reponer los líquidos que perdiste durante el sueño, ayuda a tu cuerpo a sentirse revitalizado. También ayuda a reducir la acidez del estómago y los síntomas del reflujo. Algunas personas también dicen que beber agua con limón es excelente, ya que el cítrico actúa como un agente desintoxicante y ayuda a mantener la salud digestiva. 

 

 

2. Respira profundo:

Cambiar el patrón de respiración para tomar de 6 a 10 respiraciones profundas por minuto restaura el equilibrio del sistema de respuesta al estrés. Reduce la ansiedad y la depresión, aumenta la energía, fortalece el sistema inmunológico y mejora la concentración mental.

Una mente tranquila conduce a la respiración tranquila. Cuando aprendes a regular la respiración influyes en el estado físico y emocional. 

Ejemplo: 

Acuéstate boca arriba sobre una superficie plana o en la cama, con las rodillas dobladas y la cabeza apoyada. Puedes usar una almohada debajo de tus rodillas si quieres. Coloca una mano en tu pecho y la otra justo debajo de la caja torácica 

Inhala lentamente por la nariz, atrayendo el aire hacia el fondo de tus pulmones. Debes sentir que tu abdomen sube. Aprieta los músculos del estómago y haz una pausa por un momento, luego exhala a través de los labios fruncidos. Toma alrededor de seis respiraciones profundas por minuto.

 

 
3. Estira y despierta a tu cuerpo: 

Estirarse ayuda a tus músculos a despertar y a funcionar más eficientemente, Aliviar la tensión muscular y la rigidez de las articulaciones, mejora la circulación y aumenta la flexibilidad general del cuerpo.

Estira la espalda baja: Siéntate en el borde de tu cama con los pies en el suelo Lentamente inclínate acercando tus manos hacia tus pies. Arquea tu espalda. Cuenta hasta 10. 

Movilidad del cuello: Permanece sentado con los pies en el suelo. Gira lentamente tu cuello en un círculo, toca tus orejas con los hombros. Gira hacia la cabeza derecha y hacia la izquierda varias veces en cada dirección

Estira el hombro: Párate junto a tu cama Entrelaza tus dedos. Levanta las manos por encima de la cabeza con las palmas hacia arriba. Levanta los brazos estirando tu caja torácica. Cuenta hasta 10 y suelta

 

 

4. Da gracias

Tomarse el tiempo de agradecer te hace más feliz, menos ansioso y con relaciones más sanas. Tómate unos minutos cada mañana para anotar al menos una cosa por la que estás agradecido. Al hacer este simple ejercicio tu mente se sentirá clara, fresca y lista para enfrentar el día.

 

 

5. Visualiza tu éxito diario

Este último paso se puede hacer rápidamente y es clave para avanzar con confianza. Tómate uno o dos minutos e imagina tu jornada. Visualízate logrando tus principales objetivos. Mírate a ti mismo manejando cualquier situación difícil con gracia y tacto. 

TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar