26/09/2020

  • Seguridad y justicia

En caso de España también querían fuera de CICIG a Iván Velásquez

  • Por Soy502
17 de mayo de 2019, 17:05
Una grabación deja en evidencia la animadversión contra Iván Velásquez. (Foto: archivo/Soy502)

Una grabación deja en evidencia la animadversión contra Iván Velásquez. (Foto: archivo/Soy502)

En una trama de corrupción revelada en España se evidencia la intención de quitar a Iván Velásquez de su puesto como jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). 

"Hay que cargarse al p... Iván Velásquez", dice Adrián de la Joya, un empresario español, a José Villarejo, un comisario de ese país. Esa declaración quedó grabada y forma parte del expediente judicial, según El Confidencial de  España. 

Ambos son señalados de recibir dinero para evitar la extradición a Guatemala de Ángel Pérez-Maura, el empresario español que es solicitado por las autoridades guatemaltecas por su implicación en el caso de corrupción denominado TCQ (Terminal de Contenedores Quetzal).  

  • ASÍ TE LO CONTAMOS:

"De la Joya indica que para "resolver el problema" al "gilipollas" del Ratoncito (Pérez-Maura), "hay que cargarse al p... Iván Velásquez". Es presumible que con la expresión se refiera a la necesidad de apartar de su puesto al alto cargo del organismo de donde partían la mayor parte de los problemas de los Pérez-Maura", se lee en el artículo periodístico publicado por este periódico. 

  • ADEMÁS:

De acuerdo con el Ministerio Público (MP) y la CICIG, Pérez-Maura otorgaría 24.5 millones de dólares en sobornos a Roxana Baldetti y Otto Pérez Molina a cambio de aprobar la entrega de un terreno de 34 hectáreas de la Empresa Portuaria Quetzal a TCQ, la empresa de este empresario español. 

Pérez Maura se encuentra bajo libertad condicional en España luego de haber sido capturado por intentar sobornar a autoridades de ese país, a través de Villarejo y de la Joya, con el único objetivo de detener la extradición solicitada a raíz del caso del MP y CICIG. 

*La publicación de El Confidencial en este enlace

Comentar
cerrar