19/09/2020

  • Mundo

Estos son los errores que no debes cometer al usar mascarilla

  • Por Erivan Campos
18 de abril de 2020, 07:04
Entérate de qué es lo que debes evitar al llevar puesta tu mascarilla. (Foto Diario de avisos)

Entérate de qué es lo que debes evitar al llevar puesta tu mascarilla. (Foto Diario de avisos)

Cometer errores al utilizar mascarillas de tela reduce su eficacia como medida preventiva frente al COVID-19. Por lo tanto, si existe alguno es mejor corregirlo cuanto antes.

Además, no puedes pasar por alto los demás hábitos de prevención, como lavarte bien las manos, mantener el distanciamiento social y respetar el confinamiento.

 

Ahora se recomienda el uso público de las mascarillas, como en los países asiático, porque cada vez existen más evidencias de que ayudan a evitar la propagación de esas "gotitas" por parte de personas asintomáticas. Así que para hacer todo de forma correcta te detallamos los principales 10 errores que debes dejar de hacer con tus mascarillas para cuidar tu salud.

 

  

1. Asumir que son aptas para todos

Un error común sobre el uso de mascarillas de tela es pensar que son aptas para todos, sin excepción. Pues bien, en una de sus publicaciones recientes, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ advierten que hay casos en los que se deben evitar estas cubiertas. Estos incluyen:

  • Niños menores de 2 años.
  • Personas con problemas respiratorios.
  • Pacientes en estado de inconsciencia.
  • Personas incapacitadas o que, por algún motivo, no puedan quitarse la mascarilla sin ayuda.

  • 1. Asumir que son aptas para todos
En algunos casos, como niños menores de 2 años y pacientes con problemas respiratorios, es mejor evitar las mascarillas de tela.

2. Creer que brindan protección de grado médico

Pese a esto, los CDC y demás autoridades sanitarias hacen hincapié en que su uso es una medida insuficiente para evitar la infección y, además, no es correcto pensar que brindan la misma protección de una mascarilla quirúrgica o mascarillas de respiración N95, reservadas para el personal sanitario.

3. Dejar de lavarse las manos y reducir el distanciamiento social

Justamente, debido a que estas mascarillas son insuficientes para evitar el contagio, se hace necesario mantener medidas como el lavado constante de las manos y el distanciamiento social. Es un error pensar que el solo hecho de usar este elemento ya protege.

Mantener las manos limpias sigue siendo una de las principales medidas preventivas. Además, es conveniente mantener por lo menos 2 metros de distancia con las demás personas, al convivir en entornos como supermercados, farmacias y similares.

4. Cubrirse solo la boca

Sin duda es uno de los errores más comunes al utilizar mascarillas de tela. Vemos cómo las personas, quizá por comodidad, se cubren solo la boca y dejan al descubierto la nariz.

Mujer usando mascarilla
Tanto las mascarillas de tela como las de uso médico deben cubrir nariz y boca.

5. No lavar las mascarillas de tela tras usarlas

Si bien no es necesario desechar las mascarillas de tela, es primordial lavarlas bien tras cada uso. Aunque a simple vista parezcan limpias, es un error usarlas varias veces sin antes lavarlas.

6. Reutilizarlas

Lo idóneo es usar mascarillas de un solo uso que, una vez que se retiran, se desechan. Si son de tela, se lavan tras cada uso. Hay recomendaciones de expertos que apuntan incluso a que las mascarillas deben cambiarse cada dos horas. Además, cuando se mojan por un uso excesivo, pierden efectividad.

7. No lavarse las manos antes y después de usar las mascarillas

Si bien ya comentamos que es importante mantener el lavado constante de manos, cabe destacar que hay que repetir la higiene de manos antes y después de tocar la mascarilla. Recordemos que este elemento no está exento de contener patógenos, al igual que las manos, por lo que la higiene es esencial.

Cuando no se usen, lo ideal es almacenar las mascarillas en una bolsa limpia o en un recipiente limpio.

8. Rociar la mascarilla con algún producto químico

Son un bien escaso, sí, y por ello se ha incluso recomendado a la población que se fabrique sus propias mascarillas con telas, siempre con varias capas e incluso con algún filtro en su interior. No obstante, hay muchas personas que han podido comprar mascarillas quirúrgicas de goma y tratan de reutilizarlas rociándolas con algún producto químico, lo que provoca que la capa impermeable quede inutilizada. En todo caso, los fabricantes no garantizan su efectividad más allá de ocho horas.

El profesor de la Universidad de Oviedo y responsable de Investigación, Desarrollo e Innovación de Bioquochem, David Hevía (c), explica el procedimiento de esterilización y reciclaje de mascarillas en presencia del consejero de Ciencia, Innovación y Universidad del Principado de Asturias, Borja Sanchez

9. Fumar con guantes y con la mascarilla en la barbilla o en la frente

Es una imagen que se ve con frecuencia en la calle. Si una persona lleva guantes y mascarilla se entiende que es para protegerse del virus, con lo cual no tiene ningún sentido retirarla  y acercar un cigarro a la boca, tocándola incluso, con los guantes con los que se ha estado tocando cosas.

10. Quitarse la mascarilla para hablar

La recomendación es que la mascarilla, ya que se lleva puesta, se mantenga siempre cubriendo nariz y boca, en todo momento. Todos esos toqueteos de la mascarilla, para ponerla en la barbilla, sobre la frente o dejarla colgando, solo ayudan a que una posible contaminación localizada en guantes o en la propia mascarilla se disperse sobre uno mismo y sobre los demás. 

*Con información del New York Times

 

  • ALGUNAS IDEAS PARA PASARLA EN FAMILIA:

Comentar
cerrar