24/06/2021

  • Comunidad

Camotán y Jocotán se preparan para evitar la llegada del Covid-19

  • Por Erivan Campos
05 de abril de 2020, 10:04

Camotán y Jocotán, en Chiquimula, han sido señalados como los municipios con mayor pobreza y hambruna en todo el país. Vivir en estos lugares en tiempos de una pandemia, coloca a los habitantes en doble riesgo y mayor vulnerabilidad.

Los meses de abril a agosto se conocen como la época de “hambre estacional” en la localidad porque no hay jornales y las siembras “están tiernas” (poco desarrolladas). Y justamente ese período coincide con la crisis del coronavirus Covid-19 en Guatemala.

En una tierra con pérdidas de maíz del 78%, y de frijol en un 70% de la producción, según Oxfam (2019), la propagación del coronavirus puede ser fatal.

Medidas extremas 

Hasta el momento, en Chiquimula, así como en Camotán y Jocotán no se ha reportado casos positivos y las comunas ven el momento ideal para cerrar sus entradas y endurecer al máximo las medidas para proteger a su delicada población.

El clima no ha cambiado, sigue sin haber seguridad hídrica y de sus tierras ni siquiera el 30% es fértil, así que deben evitar a toda costa cualquier contagio o el desenlace sería lamentable.

Camotán

En este municipio desde la madrugada del pasado sábado, los vecinos decidieron cerrar sus entradas para evitar la propagación del Covid-19.

Así mismo, la comuna ha exigido un estricto cumplimiento del toque de queda, y el alcalde Noé Rolando Guerra, ordenó una jornada de limpieza, lavando las banquetas y calles del casco urbano, como medidas de prevención sugeridas por el Ministerio de Salud.

El Ministerio de Educación también ha repartido bolsas de alimentos para los niños, y los vecinos han debido organizarse también para recibir donaciones de alimentos y productos sanitizantes:

  

 

Así van las cosas en Jocotán

El Ministerio de Educación (Mineduc) ha tenido un papel indispensable distribuyendo bolsas alimenticias para la población en mayor riesgo.

Padres de familia de las escuelas oficiales rurales en comunidades como “Barrio La Mina” y “Aldea La Cruz” han recibido alimentos. 

En este lugar, el jornal es pagado a Q40 por día, de manera que esta bolsa, aunque no es suficiente para las familias, es una ayuda importante. 

En estas comunidades sí se recibe el alimento que equivale a Q4 que, por día, el Estado invierte en cada niño, para que los menores puedan seguir comiendo lo que recibían en las escuelas.

Muchos de ellos hacen solo uno o dos tiempos de comida al día en sus hogares.

Disposiciones de la Municipalidad

La comuna de la Villa de Santigo Jocotán, se reunió con varias ONGs y líderes del municipio para implementar las medidas de contingencia para evitar el contagios, según indico el jefe edil, Juan Ramon Díaz Gutiérrez.

Entre ellas, se ejecutan la limpieza y desinfección del parque central y calles de la localidad. También se toma de temperatura por parte del personal del Centro de Salud y Policía Municipal de Tránsito (PMT), a todos los vecinos que ingresen al casco urbano, colocando principal atención entre los comerciantes.

Se solicitó apoyo de las fuerzas castrenses para reforzar que se cumpla el toque de queda y las nuevas órdenes del Gobierno.

Tras la unión de las comunidades, la limpieza y la cuarentena, ahora solo les queda seguir velando porque no existan contagios. Sin embargo, la época seca del año trae consigo otra serie de retos a los que se enfrentan, tales como los incendios forestales, problemas en cultivos derivados del cambio climático, plagas como la roya o la antragnosis y bajos niveles de agua.

Camotán y Jocotán, hoy

Docenas de campañas se han implementado y no se ha logrado contrarrestar el embate de la desigualdad que impera en el área.

La campaña Guatemala sin Hambre, daba a conocer en 2013, que el 70% de la niñez sufría de desnutrición crónica y el 34% vivía con desnutrición aguda. Ocho años después, y tras miles de entregas de alimentos, capacitaciones y programas de salud y mejoramiento de cultivos, el Corredor Seco sigue siendo el área más vulnerable de nuestro país.

El Plan de Desarrollo de Camotán 2011-2025, elaborado por el Consejo Municipal de Desarrollo y la Secretaría General de Planificación de la Presidencia (Segeplan), en 2010, indica que el 89% de la población de Camotán vive en pobreza, y de ellos, el 38.2% está en pobreza extrema. Hoy en día, las cifras no disminuyen, ese porcentaje continúa creciendo. 

via GIPHY

 *Con imágenes de CCC Noticias y Municipalidades de Camotán y Jocotán, datos de OXFAM y campañas nacionales.


INFÓRMATE:


 

  • ALGUNAS IDEAS PARA DISFRUTAR EN FAMILIA:

Comentar
cerrar